Voces

domingo 29 nov 2020 | Actualizado a 11:50

El litio y el despegue económico de Bolivia

/ 4 de octubre de 2020 / 10:58

Bolivia está por fin a punto de despegar hacia un desarrollo económico revolucionario gracias al litio. Otros países vecinos como Chile han tenido éxito en la minería de litio, mientras que Bolivia se ha quedado rezagada en la última década. El litio será uno de los componentes más importantes en la transición a un mundo sostenible y con bajas emisiones de carbono.

La inversión en la extracción, procesamiento y refinación de litio ha seguido aumentando a medida que los países y las empresas buscan capitalizar la capacidad de las baterías de iones de litio para alimentar vehículos eléctricos y actuar como un almacenamiento de energía a gran escala para energía renovable.

Las oportunidades que brinda el litio lo convierten en uno de los recursos naturales más valiosos del mundo. En las últimas décadas de varios gobiernos bolivianos, como explica la economista Emily Hersh, “nunca se han adoptado ‘mejores prácticas,’ estructuras de desarrollo y estrategias para su recurso de litio.

El liderazgo boliviano tiene dos opciones: seguir haciendo grandes promesas que son técnicamente inviables para el beneficio político a corto plazo y la cobertura de los medios internacionales, o arremangarse y ponerse a trabajar en base a la realidad”.

En el caso del candidato presidencial Luis Arce, está listo para ponerse manos a la obra. Ningún otro líder ha implementado una política similar a la que Arce ha sugerido y tiene como objetivo lograr —una visión verdaderamente innovadora que proporcionará prosperidad económica duradera mientras se involucra con las empresas mineras de alta tecnología. En medio de esta transición global, Arce y su equipo han identificado cómo la nación sudamericana puede convertirse en un líder mundial en minería de litio y revitalizar su economía, que atraviesa dificultades por el coronavirus y la mala gestión del gobierno de Jeanine Áñez.

La consultoría de litio de peso pesado Benchmark Minerals de Londres, ha respaldado al proyecto de Arce (https://www.benchmarkminerals.com/membership/bolivia-presidential-candidate-luis-arce-outlines-lithiumfirst-industrial-strategy-benchmark-advisingon-commercial-strategy/). Benchmark explicó cómo espera convertir a Bolivia en una potencia económica. Bajo una presidencia de Luis Arce, Bolivia se asociará con empresas líderes mundiales para aprovechar el valor de los abundantes recursos de litio para crear empleos y mejorar el bienestar económico de todos los bolivianos. La estrategia del equipo de Benchmark, que está dispuesto a colaborar con el proyecto sin privatización de Arce, es un evento que se da una sola vez en una generación y creará riqueza para el pueblo boliviano durante muchas décadas. La declaración de Benchmark subraya algunas de las políticas que Arce implementará, las cuales incluyen: Completar una evaluación total de los recursos de litio de Bolivia; colaboración con empresas líderes en litio y baterías de cualquier parte del mundo; Invitar a estas empresas líderes a desarrollar industrias nacionales de minería de litio y productos químicos; establecer un régimen fiscal para garantizar que el desarrollo de la industria produzca ingresos fiscales para la población y asegurar que Bolivia sea vista como el líder mundial en la industria del litio.

En todo el mundo el llamado a la acción por el cambio climático es claro. Es el momento de adoptar una transición impulsada por el litio, y Bolivia se encuentra en una situación única en la que su principal recurso natural —el litio— no ha sido aún explotado. La política de Arce para la minería de litio segura y de alta tecnología significaría que el país podría beneficiarse rápidamente de importantes inversiones de empresas mineras de litio, al tiempo que garantizaría que se utilicen los beneficios financieros para mejorar la calidad de vida en Bolivia, siempre y cuando se respeten las leyes bolivianas y el principio de la no privatización.

Esto significará la extracción de 100.000 toneladas anuales de litio para 2023 y la generación de más de 130.000 empleos directos e indirectos en seis años, además de $us 2.000 millones en impuestos durante ese periodo. Esto ayudará a impulsar la modernización de todos los aspectos de la economía del país y resultará ser una bendición para una población nacional que ha pasado por dificultades financieras en los últimos meses por el problema del coronavirus y la mala gestión económica de Áñez.

Las elecciones serán importantes no solo para los ciudadanos de la nación, sino también para el resto del mundo. Mientras el litio se convierte en una mercancía importante en los mercados globales, la mayoría de las empresas mineras internacionales están buscando oportunidades para invertir y anticipar a la creciente demanda. Bolivia podría convertirse de esta manera en un líder mundial en la extracción de litio de una forma ecológica (a diferencia de Chile), así como un ejemplo a seguir en términos de una reforma económica exitosa con el Estado y la empresa privada como socios.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Una solución para ‘Bolislavia’

Una solución pactada es la única manera de evitar una guerra civil o un caos total.

/ 12 de noviembre de 2019 / 06:53

Si Yugoeslavia fue el rompecabezas más grande de la política mundial del pasado, Bolivia es un rompecabezas dentro de un laberinto que se debe resolver al mismo tiempo que un cubo de Rubik. Lo que sí se sabe a estas alturas es que la sangre ya ha sido derramada en las calles de Montero, Cochabamba y La Paz. Una solución pactada es la única manera de evitar una guerra civil o un caos total que termine en una verdadera dictadura.

Para América Latina, este tipo de situación ya fue percibido por varios grandes pensadores. Simón Bolívar se dio cuenta de que los países sudamericanos como Bolivia o Venezuela se dividen entre élites y masas, y que el “pueblo” no es homogéneo, está fragmentado, compuesto por diferentes grupos regionales, étnicos y raciales. El sociólogo venezolano Laureano Vallenilla Lanz escribió el libro Cesarismo democrático en 1919 precisamente para explicar que su país no era como los de Europa: no tenía instituciones sólidas, estaba dividido por facciones etno-raciales y era dominado por caudillos.

Cien años más tarde, las cosas no han cambiado mucho. En el caso de Bolivia, el gobierno del MAS se tropezó con el TREP. Ese autogol le quitó mucha legitimidad a Evo Morales. Este tropiezo también produjo la cadena de eventos que llevaron al surgimiento de un caudillo en el oriente, Luis Camacho. Lamentablemente, Morales aún no ha decidido seguir el modelo de Nelson Mandela, y encontrar una solución pacífica para todo el país. Sus asesores de mano dura como Juan Ramón Quintana y Alvaro Linera prefieren luchar por el poder hasta la última instancia. La corrupción ha generado esa lógica, que Morales confunde con lealtad a sus “compañeros” y a sus bases sociales.

¿Cómo salir de este laberinto? Para evitar un baño de sangre es necesario un acuerdo político. Se debe formar un Comité de Transición y Estabilidad. Este comité estaría compuesto por miembros importantes de la sociedad civil. Al mismo tiempo, se debe formar una junta civil. En lugar de una junta militar, esta junta estaría compuesta por tres miembros de diferentes organizaciones políticas. Uno del MAS, uno de CC, y uno del Comité Cívico Pro Santa Cruz. Estos, ahora son los tres movimientos políticos más importantes del país. El Comité de Transición establecería la agenda, con temas como la necesidad de unas nuevas elecciones o la participación de organizaciones de monitoreo internacionales. Esos temas luego pasarían a la Junta Civil, la cual tendría que votar de una manera eficiente, sin demoras. El número de miembros de la Junta Civil debería ser de tres o cinco, para evitar “empates técnicos”.

Entre las instituciones que deberían formar parte del Comité de Transición están la Iglesia, el periodismo y la docencia. Estás son instituciones que tienen algo de objetividad en un mar de intereses privados y de facciones. El arzobispo de Sucre, Jesús Suárez; la activista María Galindo; el escritor Paul Tellería; los politólogos Wim Kamerbeek Romero y Salvador Romero; el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé y posiblemente otros docentes o periodistas bolivianos radicados en el exterior, sin vínculos al oficialismo ni a la oposición, podrían formar parte de este comité. Para la Junta Cívica, sería necesario descartar a Morales, Mesa y Camacho. Bolivia debe tratar de prescindir del caudillismo. Por esa misma razón, se debe poner de lado a figuras del pasado como Jorge Quiroga, Carlos Sánchez Berzaín y Mánfred Reyes Villa.

Bolivia es un país casi ingobernable. Siempre lo fue. Evo fue el Tito de la “Bolislavia”. El TREP terminó con gran parte de la legitimidad del MAS. Es necesario un interinato, que por lo menos lleve a una segunda vuelta o a nuevas elecciones en cuestión de meses. No debemos permitir que nuestro país se convierta en los Balcanes de Sudamérica.

Comparte y opina:

¿El ocaso de los ídolos?

Echar todo por la borda por insistir en resultados electorales que en el mejor de los casos son dudosos, no vale la pena

/ 24 de octubre de 2019 / 23:35

El 20 de octubre debió haber sido una fiesta democrática. Mientras muchos países de América Latina tiemblan por razones políticas y económicas, Bolivia tuvo la oportunidad de ser un ejemplo regional de democracia, estabilidad y crecimiento. Luego de 13 años de un proceso de cambio que pudo dejar un saldo positivo, Evo Morales aún no ha sido capaz de hacer lo que hizo Nelson Mandela en Sudáfrica: dejar un legado moral al país y a los movimientos populares del mundo.

Chile y Ecuador arden. Argentina y Perú están en crisis política. Venezuela es una dictadura manejada por una supuesta “izquierda”. En cambio, la prensa internacional hablaba en estas semanas de los logros y éxitos de Evo Morales. La BBC, el Washington Post, The Guardian y otros medios importantes subrayaban el crecimiento económico del modelo socialista boliviano. Todo esto se derrumbó en cuestión de horas. El instante en que la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), del Órgano Electoral, suspendió el conteo, las sospechas emergieron. En lugar de transparencia, se vio humo. Ese humo ahora sale de edificios y vehículos quemados por gente común y corriente que ya no quiere que le tomen el pelo. Resulta increíble que Evo Morales se haya olvidado de que el pueblo boliviano es el más combativo de Sudamérica.  

No todos los que decimos esto somos “reaccionarios”, “derechistas” u “opositores”. En mi caso, radico en Estados Unidos gracias a una “beca” del dictador Luis García Meza. Mi padre fue exiliado por oponerse a las dictaduras militares de los años ochenta. Por auspicio de Amnesty International, mi familia terminó por azar en el país del norte. No todos los que viven en EEUU son “imperialistas”. Tenemos que pagar alquileres, impuestos, comprar pan y despertar temprano para trabajar, al igual que el 90% de la población mundial. Es una caricatura decir que cualquier persona que critica el autoritarismo de una “dictablanda” es un contra-revolucionario.

Escapé de las dictaduras de verdad de los años setenta y ochenta cuando Hugo Banzer y García Meza torturaban y mataban a la oposición. No quise salir de Bolivia. Y creo que el gobierno de Evo Morales no ha sido una dictadura (algo que he debatido 1.000 veces con amigos y familia en Bolivia). Pero en estos días pone en riesgo todo lo positivo que ha logrado. Y lo que ha logrado, desde mi punto de vista, fue muy importante en la historia del país: una sociedad más equitativa, menos racista, un Estado soberano y una economía pujante. Echar todo por la borda por insistir en resultados electorales que en el mejor de los casos son dudosos, no vale la pena.

A Evo Morales le queda poco tiempo, quizás horas, para poder actuar de una manera que lo convierta en el Nelson Mandela latinoamericano. Debe desechar a sus “asesores” maquiavélicos en el sentido negativo de la palabra, y ser maquiavélico en el sentido positivo de la palabra: hacer lo correcto por el bien común de la patria. En este caso, lo mínimo es permitir una segunda vuelta.

Si el MAS gana (hasta las 18.00 del jueves el recuento oficial llegó hasta el 99,16%, Evo Morales lograba el 46,96% y Carlos Mesa el 36,59% según los datos oficiales del TSE), se merece cinco años más de Evo. Si pierde y Mesa asume el poder, sería casi imposible (o totalmente necio) revertir la nacionalización de sectores importantes de la economía que logró el gobierno de Evo. El país se vería con una infraestructura económica socialista, es decir, una economía mixta entre el sector privado y el estatal; y un partido de gobierno y otro de oposición, algo que le daría estabilidad al país a largo plazo. Si Mesa no gestiona bien esa economía nacional, el MAS puede regresar al poder, ya con más legitimidad democrática y con nuevos líderes. Para Morales, este es el momento de ver más allá de sus narices y pensar en la Historia. Si no hace lo correcto, representará el ocaso de los ídolos que en su momento construyeron el país más progresista del planeta.

* Docente de la Universidad de Texas (EEUU).

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Houston se viste de Blanco con la llegada del Real Madrid para la International Champions Cup 2019

La próxima presentación del Real Madrid será en el Clásico madrileño contra su rival tradicional, el Atlético de Madrid, este viernes en Nueva Jersey. Se anticipa otro choque de titanes entre dos rivales acérrimos.

Decenas de fanáticos esperan a los jugadores de Real Madrid en su hotel de concentración en Houston. Foto: Real Madrid

/ 25 de julio de 2019 / 12:07

Más de 60.000 aficionados, en su mayoría hinchas latinos del Real Madrid Club de Fútbol, colmaron el estadio NRG de Houston el sábado pasado. El equipo Merengue se enfrentó a la potencia alemana Bayern de Munich, en un partido muy entretenido y con muchas acciones de gol. El equipo bávaro se llevó la victoria por 3-1 en una noche calurosa del verano de Texas.

El primer tiempo fue intenso, con mayores llegadas del equipo español. La figura de los primeros cuarenta y cinco minutos fue sin duda el portero alemán del Bayern Manuel Neuer, quien fue una verdadera muralla ante las arremetidas del delantero francés Karim Benzema. El Bayern se puso en ventaja a pesar de tener menor posesión del balón, a través de un gol tempranero del francés Corentin Tolisso.

Lo más notable de la primera mitad, aparte de las grandes emociones, fue el debut del exjugador del Chelsea Eden Hazard para el Real. A pesar de estar con un poco de sobrepeso, el talento indiscutible del belga se puso en evidencia. Hizo sus gambetas típicas por el costado izquierdo, causando estragos en la defensa teutona. Sus combinaciones con el brasileño Marcelo y la química natural con Benzema serán parte de la ofensiva del Real Madrid en la nueva temporada de La Liga en España.

El juvenil japonés Kubo también tuvo una gran actuación. Con pausa, tranquilidad, y toque rápido, el nipón de apenas dieciocho años demostró su calidad técnica. Muchos periodistas japoneses llegaron a Houston para hacer cobertura del oriundo de Kawasaki, en las afueras de Tokio. Con esta incorporación, el Real Madrid se ha conseguido a millares de nuevos seguidores en el país del sol naciente.

En la segunda mitad, con muchos cambios por los dos bandos, el Bayern impuso su orden con dos goles más, del ariete polaco Robert Lewandowski y del alemán Serge Gnabry. En los últimos minutos del cotejo el director técnico francés del Real, Zinedine Zidane, que se veía muy molesto, tuvo algo de alivio al poder presenciar el gol de tiro libre del juvenil brasileño Rodrygo. Otro jugador joven que se destacó fue Jann-Fiete Arp, el delantero veloz de diecinueve años del Bayern.

En frente de un estadio repleto de hinchas, las dos escuadras abrieron de esta manera su participación en Houston en la International Champions Cup (ICC) de 2019. También contaron con la presencia de Florentino Pérez, presidente del Real, y de Emilio Butragueño, leyenda del club Merengue. Por el otro lado, también estaban los ídolos alemanes de antaño Karl-Heinz Rummenigge y Lothar Matthäus.

La ICC se ha convertido en el torneo de verano de mayor importancia para equipos de la élite europea. Por su fútbol de gran nivel, muchos aficionados expresaron su interés en que la ICC regrese a esta ciudad de Texas cada año para deleitar a los fanáticos, muchos de ellos miembros de las peñas madridistas que se encuentran por todo el país norteamericano. La próxima presentación del Real Madrid será en el Clásico madrileño contra su rival tradicional, el Atlético de Madrid, este viernes en Nueva Jersey. Se anticipa otro choque de titanes entre dos rivales acérrimos.

(25/07/2019)

Comparte y opina:

Últimas Noticias