Háblale con amor a tu wawa en la panza

Para la doula (mujer que acompaña a mujeres en gestación) Florencia Malén Albornoz, el hecho de que un bebé en gestación reciba palabras amorosas es vital para su formación e incluso para su futura personalidad.

Mujer que acompaña a mujeres en gestación

Paula Jordán R. 28/11/2019 10:48 AM

Cuando estaba embarazada de mis mellizos, no soportaba el ruido de la interferencia en los radio taxis. Sentía que esto molestaba a mis bebés, siempre les pedía a los choferes que lo apagaran o bajaran el volumen.

Por eso me sorprende que algunos científicos digan que los bebés no pueden oír los sonidos cuando están en el vientre y que incluso hayan creado un aparato intravaginal para hacerles escuchar música o voces, como contaba en 2017 Álex García-Faura a ABC: “A través de un reproductor vaginal (Babypod) y vemos que responden igual a la voz de cualquier persona. Creemos que esto ocurre porque anteriormente, a través del abdomen materno, no han podido percibir la voz de su madre”.

Para la doula (mujer que acompaña a mujeres en gestación) Florencia Malén Albornoz, el hecho de que un bebé en gestación reciba palabras amorosas es vital para su formación e incluso para su futura personalidad.

“La epigenética, una rama de la ciencia, ha demostrado que las células reaccionan al entorno que las rodea... entonces, si pensamos en cuáles son las palabras que recibe tanto la mujer que está gestando, como ese ser que está creciendo en el vientre, entendemos que aquellas amorosas van nutriendo el crecimiento de esas células y favorecen una estructura de personalidad más predispuesta al amor, bondad, tolerancia y empatía”, dice.

Después de todo, los sonidos son vibraciones y nuestro cuerpo está formado por más de 70% de agua. ¿Recuerdas el experimento de Masaru Emoto, que en 1994 demostró cómo las intenciones de amor y de odio podían generar bellas u horribles formas en cristales de hielo? Vale entonces el brindarle al bebé en el vientre palabras amorosas, como una manera de velar por una preciosa formación.

A tomar en cuenta

  • Cuida el bienestar de la madre

Una mamá que se siente apoyada por su entorno suele sentirse más plena y tranquila, lo cual incide en el bienestar del bebé.

  • La música ayuda al flujo de placenta

Cuando las mamás están más relajadas oyendo música, el flujo de nutrientes de la placenta mejora.

  • El oído se forma a las 25 semanas

Según Bebesymas.com, el oído del bebé está maduro a las 25 semanas de gestación: oye ruidos ambientales y reacciona, con guiños de los ojos o incluso frunciendo el ceño, si los ruidos son fuertes.

  • Confía en el poder de tus palabras

La doula Florencia Malén recomienda que la madre se permita ser amorosa y confiar en que las palabras que ella emita van a aportarle un desarrollo neurológico pleno a su bebé.

Con datos de: Florencia Malén Albornoz

(doula, Tel.: 5492942673273) y Abc.es

Comentarios Ver

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen