Sociedad

domingo 31 may 2020 | Actualizado a 05:46

Intendencia de Tarapacá requiere tres unidades de los respiradores MAMBU de la UCB

El proyecto MAMBU-Bolivia de la UCB fue presentado en abril, como parte de un plan de provisión de equipos para atender a pacientes con coronavirus.

/ 23 de mayo de 2020 / 00:08

Una unidad MAMBU

Por Paulo Cuiza

La Intendencia Municipal de Tarapacá, Chile, solicitó la venta de tres respiradores MAMBU, creado por un equipo multidisciplinario de profesionales, a la Universidad Católica Boliviana (UCB) de La Paz, para “realizar pruebas de convalidación, performance y seguridad” con la idea de concretar la comprar de más unidades, si pasan las pruebas.

A través de una misiva, fechada el 19 de mayo, Miguel Ángel Quezada, intendente Regional de esa ciudad, hizo conocer a la UCB su interés en la adquisición de los dispositivos. “E inclusive tenemos el interés de fabricarlos localmente bajo licencia y coordinación de su distinguida Universidad”, refiere la carta.

El proyecto MAMBU-Bolivia de la UCB fue presentado en abril, como parte de un plan de provisión de equipos para atender a pacientes con coronavirus. Está conformado por jóvenes ingenieros del Centro de Investigación Desarrollo e Innovación en Ingeniería Mecatrónica, de la Universidad Católica Boliviana (UCB), ubicada en la zona Sur de la ciudad de La Paz.

“Incluso puede ser usado para trasladar al enfermo a otro centro para evitar riesgo de muerte por falta de respirador”, indicó Fabio Díaz, parte de este equipo, en abril pasado a este medio. El aparato fue probado en un hospital público y lo que se esperaba era apoyo del Gobierno para fabricarlo.

El gobierno de Jeanine Áñex optó por comprar 170 respiradores de un proveedor en España, a través de intermediario que –según denuncia- incrementaron el precio. Por el caso están detenidas cinco personas, entre ellas el exministro de Salud Marcelo Navajas.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Costas mantiene la cuarentena rígida en Santa Cruz y demanda apoyo al Gobierno

“Lo voy a decir sin ambigüedades, mientras no tengamos estas condiciones no vamos a levantar la cuarentena, no voy a poner en riesgo la vida de miles de personas", dijo el Gobernador cruceño.

/ 29 de mayo de 2020 / 23:19

El gobernador Rubén Costas en Santa Cruz. A la izquierda aparece Angélica Sosa y a la derecha, la primera, la ministra de Salud Eidy Roca..

Por Paulo Cuiza

“No vamos autorizar el levantamiento de la cuarentena mientras no ceda la curva de contagios” y no hay condiciones, sostuvo la noche de este viernes el gobernador del departamento de Santa Cruz, Rubén Costas, a la conclusión de una reunión con los miembros del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), donde estuvo la ministra de Salud, Eidy Roca.

Costas demandó apoyo “urgente” del Gobierno para controlar en los próximos 14 días la expansión de la enfermedad de coronavirus y evitar una eclosión, después de hacer conocer que la ciudadanía no cumple adecuadamente con las normas de bioseguridad y el crecimiento sostenido de nuevos casos diariamente.

“Cada diez días la cifra de contagiados se duplica. Hace 20 días teníamos 1.600, hace nueve días teníamos 3.000 y hoy superamos los 6.000, si no encontramos la forma de revertir este ciclo en los próximos 20 días estaremos en una eclosión de casos de salud. Los próximos 15 días marcarán el futuro de la enfermedad en nuestro departamento y todos los indicadores que tenemos hoy son negativos”, insistió en una conferencia conjunta con la alcaldesa Angélica Sosa.

La decisión de mantener la cuarentena rígida fue tomada en una jornada en la que el número de contagiados nuevos fue de 172 (dato parcial). Costas afirmó que para flexibilizar la cuarentena se requiere de condiciones como contar con pruebas rápidas, barbijos, personal médico, camas y terapias intensivas con respiradores adecuados.

Esa situación se hizo conocer al ministro de Gobierno, Arturo Murillo, representante del Ejecutivo en ese departamento. Cuestionó que se haya trasladado, sin contar con condiciones, a los gobiernos ediles y departamentales la responsabilidad de contención del COVID-19 y definir la flexibilización.

Reunión del COED en Santa Cruz. Foto: Gobernación/Facebook

“Lo voy a decir sin ambigüedades, mientras no tengamos estas condiciones no vamos a levantar la cuarentena, no voy a poner en riesgo la vida de miles de personas en el momento más crítico de la epidemia, no vamos a autorizar el levantamiento de la cuarentena mientras no ceda la curva de contagio, pero estamos dispuestos a enfrentar este reto en los próximos 14 días”, sostuvo.

Según Costas, se necesitan 14 días para evitar la eclosión de la enfermedad y reiteró que están dispuestos a asumir la responsabilidad, pero con acompañamiento adecuado del gobierno central y el respaldo de las Fuerzas Armadas y la Policía.

La reunión del COED en Santa Cruz. Foto: Gobernación / Facebook

Ello, dijo, ayudará al control ciudadano y al uso obligatorio de barbijos a partir del 3 de junio. En los próximos 15 días deben estar habilitadas 180 unidades de terapia intensiva y demandó la apertura inmediata del Hospital del Municipio de Montero, la transferencia de recursos para la compra de 5 millones de barbijos y 250 mil pruebas rápidas.

“Solo si somos capaces de garantizar los respiradores, los barbijos y las pruebas rápidas podemos enfrentar con garantía la expansión de la enfermedad y he dicho hace días que tenemos nuestra propia estrategia pero de nada sirve tener nuestra estrategia si no tenemos los medios ni las capacidades legales para implementarlas. He participado y he compartido con lealtad institucional la estrategia del Gobierno y ahora pido al Gobierno que comparta la nuestra y eso lo solicitamos urgentemente”, sostuvo el Gobernador.

Comparte y opina:

Con 172 nuevos casos, Santa Cruz bordea los 6.000 contagios con coronavirus

De los 172 nuevos casos, 131 se presentaron en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, donde hoy también fallecieron dos personas de 52 y 66 años.

/ 29 de mayo de 2020 / 21:23

Realizan la desinfección de calles y avenidas en Santa Cruz.

Por Paulo Cuiza

Con 172 nuevos contagios, a 5.946 casos positivos de coronavirus ascendió este viernes el número de infectados departamento de Santa Cruz, según un reporte parcial de la Gobernación de ese departamento. El 76% de los nuevos contagios se presentaron en la ciudad capital, Santa Cruz de la Sierra.

“Hoy haremos un informe, parcial por el horario, y mañana vamos a complementar (…) tenemos este 29 de mayo nuevos casos, 172, pero como digo es parcial, lo que nos da 5.946 pacientes confirmados”, sostuvo el secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, durante una conferencia de prensa.

De los 172 nuevos casos, 131 se presentaron en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, donde hoy también fallecieron dos personas de 52 y 66 años, respectivamente, con lo cual la cifra de decesos a nivel departamental alcanzó a 146.

Según Urenda, existen 122 sospechosos, 12.046 personas con contacto directo con otros enfermos con coronavirus y 8.291 casos que fueron descartados. Este viernes cuatro personas recibieron el alta médica, con lo cual el número de pacientes recuperados subió a 323.

Los casos de infectados con el nuevo coronavirus (COVID-19) en Montero, según el informe de la Gobernación, fueron este viernes 21, mientras que en el municipio de Cotoca solo se presentó un caso positivo confirmado.

De los 172 nuevos contagios, 88 son mujeres y 84 varones. 22 son mayores de 60 años y 9 menores de 15 años. 55 personas se encuentran en terapia intensiva

Este viernes el Ministerio de Salud reportó el incremento de 48 a 62 los municipios que tienen riesgo alto por la pandemia en Bolivia y Santa Cruz continúa con el índice más alto, con 27 municipios en la categoría de “riesgo alto”.

Comparte y opina:

Santa Cruz supera los 60 mil casos de dengue, una cifra récord no registrada desde hace 10 años

El coronavirus, la influenza y sarampión son las otras enfermedades que enfrentan las autoridades sanitarias en Santa Cruz.

/ 29 de mayo de 2020 / 19:38

Ríos, hoy en la tarde, durante una conferencia de prensa.

Por Paulo Cuiza

El departamento de Santa Cruz superó, hasta la fecha, los 60 mil casos de dengue, según un reporte del Servicio Departamental de Salud (SEDES). También es la más golpeada por el COVID-19, que hasta este viernes dejó 5.774 personas infectadas.

“El dengue ya ha pasado los más de 60 mil casos y hemos igualado a la peor epidemia que tuvimos en los últimos diez u once años en el departamento”, informó el director del SEDES, Marcelo Ríos, durante una conferencia de prensa en la capital cruceña.

De acuerdo a Ríos, en el caso de la influenza tuvo “un leve ascenso” debido a las bajas temperaturas de los últimos días, “pero evidentemente las medidas de protección (contra el coronavirus) permiten controlar la situación”.

Funcionarios durante acciones de lucha contra el dengue en Santa Cruz. Foto: Gobernación.

“Las demás enfermedades como el Sarampión, que tuvimos un problema con dos casos hace dos semanas, se ha continuado con la vacunación respectiva y se ha iniciado la vacunación contra la influenza en el personal de salud y estamos preparando la estrategia respectiva para fortalecer la vacunación en la población”, sostuvo.

Otros departamentos con dengue son Pando, Tarija, Cochabamba, Chuquisaca y Beni. Campañas de fumigación fueron activadas este año en Santa Cruz para luchar contra el mosquito transmisor del dengue, sin embargo, la presencia del coronavirus centró la atención médica en la lucha contra la expansión del COVID.

Ríos dijo que el sistema de salud, en sus componentes hospitalarios, no detuvo sus actividades y no se le quitó ni una sola cama a este sistema para fortalecer la atención.

En febrero, el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bolivia, Alfonso Tenorio, aseguró que expertos calificaron al dengue como la “peor epidemia que se ha enfrentado en la historia en las Américas”. En esa ocasión, el exministro de Salud Aníbal Cruz informaba de 19 muertes, 23.164 casos sospechosos y de 4.416 casos confirmados.

Comparte y opina:

El MAS en el Legislativo aprobará ley interpretativa para pago de créditos 6 meses después de la cuarentena

De acuerdo a la Ley 1294 sobre el Diferimiento de Pagos de Créditos y Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos, del 1 de abril, el plazo de seis meses para cancelar los créditos debe correr una vez levantada la emergencia sanitaria

/ 29 de mayo de 2020 / 17:13

La Cámara Alta en sesión en la Vicepresidencia

Por Paulo Cuiza

El Movimiento Al Socialismo (MAS) en el Legislativo aprobará y enviará a la presidenta Jeanine Áñez en las próximas horas una ley interpretativa de la ley de diferimiento del pago de crédito para que se cumpla con la disposición de cancelación seis meses después de concluida la cuarentena y no en septiembre, como dispuso un último decreto reglamentario.

“Vamos a hacer una ley de interpretación para decirle al Ejecutivo: Señores, nosotros hemos querido decir esto con la ley, por tanto se debe cumplir de esta manera la ley”, explicó este viernes el vicepresidente de la Cámara de Senadores de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), Omar Aguilar, quien forma parte de las filas del MAS, partido con mayoría en el Legislativo.

De acuerdo a la Ley 1294 sobre el Diferimiento de Pagos de Créditos y Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos, del 1 de abril, el plazo de seis meses para cancelar los créditos debe correr una vez levantada la emergencia sanitaria, que rige desde marzo con la suspensión de las actividades productivas y de servicios.

Aguilar argumentó que por encima de los decretos está la ley, en alusión al último decreto que fija septiembre como inicio de la cancelación de los créditos.

El artículo 1 de la Ley 1294 establece que las entidades financieras deben realizar el diferimiento automático del pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses, y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional por el tiempo que dure la declaratoria de emergencia nacional otorgando un lapso máximo de hasta seis meses posteriores al levantamiento de la declaración de emergencia.

El sábado 2 de mayo, la Autoridad del Sistema Financiero (ASFI), respaldada en el Decreto Supremo 4206 instruyó a todas las Entidades de Intermediación Financiera (EIF) proceder con el diferimiento automático del pago de las cuotas capital, intereses y otro tipo de gravámenes correspondientes a los meses de marzo, abril y mayo. Y a partir de junio reiniciar con los cobros.

Un recurso ante la Justicia instruyó la anulación de ese instructivo y acatar lo dispuesto en la ley, que fija un plazo de seis meses tras la emergencia sanitaria por el coronavirus. El gabinete aprobó el jueves otro decreto que determina el pago a partir de septiembre para todos los prestatarios con créditos iguales o inferiores al millón de bolivianos. Además, se excluye a los asalariados.

Comparte y opina:

De cara a ingresar a la cuarentena dinámica, la CNC dice que 100.000 empleos están en riesgo

La Cámara Nacional de Comercio estima en $us 300 millones las pérdidas en el sector por la cuarentena.

/ 29 de mayo de 2020 / 00:06

Obreros en El Alto

Por Paulo Cuiza

La Cámara Nacional de Comercio (CNC) advirtió la noche de este jueves que unos 100.000 empleos en Bolivia están en riesgo y que un 20% de las empresas hablan de cerrar operaciones por la iliquidez generada debido a la cuarentena por el COVID-19. Ese encierro sanitario dejó al menos $us 300 millones de pérdidas en el sector.

“Se estima que se tiene $us 300 millones en pérdidas en este sector y aproximadamente unas 100.000 fuentes de empleo están en riesgo, el 20% de las empresas han planteado que posiblemente tendrían que cerrarse sino encuentran alternativas, muchas empresas sufren problemas de iliquidez”, explicó el presidente de la CNC, Rolando Kempff, en el programa No Mentirás de la red PAT.

El empresario sostuvo que el ingreso a una cuarentena dinámica y condicionada desde el 1 de junio permitirá hacer una valoración más puntual sobre la situación en el país, y recordó que se planteó al Gobierno la creación de un “fondo de recuperación y créditos” para evitar el cierre de empresas.

Kempff sugirió que ante el panorama económico que dejó la cuarentena y en la búsqueda de su reactivación se inyecte liquidez tanto para la oferta como para la demanda, además de ir a la reprogramación de la deuda externa, buscar condonación bilateral de algunos países especialmente China, reprogramación de deudas y una reinvención del sector empresarial a la par de la tecnología digital.

Asimismo, calificó de interesante la decisión del Gobierno de diferir a septiembre el inicio del pago de créditos para montos menores a Bs 1 millón porque ayudará a las pequeñas y medianas empresas para reprogramar sus deudas, como la ampliación hasta el 31 de julio del vencimiento de pago de Impuesto a las Utilidades para contribuyentes «Resto».

“Ahora también planteamos el principio de igualdad, y en ese principio de igualdad, todos deberían ser regidos por la misma situación. Creemos que los empresarios grandes, medianos y pequeños tenemos dificultades por eso pedimos un diálogo al Gobierno franco para encontrar salidas a esta gran crisis que tenemos, hemos planteado reprogramación de deudas, fondos para créditos para viabilizar la economía”, advirtió.

Comparte y opina: