Sociedad

domingo 24 may 2020 | Actualizado a 21:38

Bloqueadores impidieron auxilio oportuno a ciclista accidentado en Cochabamba

Antonio Ricaldez era profesor y músico. Chocó contra un promontorio de piedras en uno de los puntos de bloqueo. Protestantes no dejan pasar ambulancias al sector.

/ 20 de mayo de 2020 / 00:04

Antonio Ricaldez, músico y profesor del Valle Alto de Cochabamba fallecido ayer lunes 18 de mayo. Foto: Captura de Facebook.

El reloj marcaba aproximadamente las 11:45 del lunes 18 de mayo, cuando Antonio Ricaldez Rojas, un profesor del valle alto de Cochabamba y también músico, circulaba por la antigua carretera Cochabamba-Santa Cruz, a la altura del Km 10, a bordo de su bicicleta montañera roja. Se dirigía desde su residencia, en Punata, a la ciudad de Cochabamba.

En inmediaciones de uno de los puntos de bloqueo —instalados hace varios días por personas que piden la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez y el levantamiento de la cuarentena, entre otros puntos— el ciclista chocó contra un promontorio de piedras colocado en la vía.

Debido al golpe que sufrió en la cabeza y dado que se encontraba sin casco, Ricaldez resultó gravemente herido. “Se golpeó muy duro la cabeza, quedó inconsciente”, contó a La Razón su amigo Ariel Antezana, gestor cultural de Cochabamba.

Falta de auxilio

Después de reaccionar ante la brutal caída, el profesor “continuó su circulación a pie empujando su bicicleta, el conductor llegó a la extranca, perdió el equilibrio y se desplomó nuevamente”, de acuerdo con el reporte policial. No se volvería a levantar.

“La dueña de la tienda, al ver que se desmayó, llamó a una ambulancia, supongo que es Cliza, y le dijeron que estaban colapsados, que llame a Cochabamba. Lo hizo y ellos le dijeron que no pueden pasar el bloqueo del km 4, desde aquí que es la entrada al botadero de K’ara K’ara, hay puntos de bloqueo y ahora en Cochabamba nos estamos inundando en basura porque (los bloqueadores) no dejan entrar a los carros basureros ni a nadie”, contó Antezana.

Explicó además que la mujer se contactó con un amigo de Ricaldez, quien acudió al lugar y estuvo esperando por socorro unas tres horas, hasta que a las 15.30 aproximadamente llegó la Policía.

«La demora fue por los mismos motivos, los bloqueos que no dejan ni pasar a la Policía”, lamentó Antezana.

“Las personas que se encontrarían bloqueando  las vías se negaron a auxiliar, según versión de los vecinos del lugar”, dice el reporte oficial de Tránsito.

Destacan su aporte social

Ricaldez “tenía una banda de death metal en Cliza: Puchichi Ortu Mucosis y junto con su hermano, el Mortuus, eran quienes hacían llegar bandas de metal hasta su tierra. El Toñito era un gran hombre profesor en el Valle Alto”, resaltó Antezana.

“Fue un gusto haber crecido a tu lado, sonreír junto a ti, pelearnos de cosas banales, y sobre todo haber tenido esas charlas tan largas para así poder derrotar al sistema, lo cual nos conducía a veces a discusiones, son cosas que jamás podré olvidar, y sobre todo tu sencillez de mirar la vida y tu humilde personalidad. La última vez que pisamos juntos un escenario fue en Santa Cruz, donde sobre saliste con tu excelente y magistral voz, y como siempre con esa chispa que te caracterizaba”, publicó en su cuenta de Facebook su hermano de vida y de arte, Mortuus Sepulcro.

Comparte y opina:

Médicos volverán a prestar atención en Caranavi desde el domingo

Galenos, enfermeras y personal administrativo se replegaron el miércoles debido a continuas agresiones de partes de pobladores por miedo al coronavirus.

/ 22 de mayo de 2020 / 16:00

Personal del Hospital de Caranavi y familiares, el miércoles 20 de mayo. Foto: Sirmes La Paz

Trabajadores de salud del hospital municipal de Caranavi, al norte de La Paz, regresarán a esa ciudad a cumplir sus funciones a partir de este domingo, tras la firma de un acuerdo en el que se los dirigentes vecinales brindaron garantías a su integridad física.

“Vuelven (a Caranavi), porque hemos firmado una base de acuerdo con los dirigentes, la Oficialía del pueblo, delegados de los trabajadores y de la Gobernación”, confirmó a La Razón el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), René Sahonero.

El miércoles, los 39 trabajadores en salud del hospital de ese municipio junto a sus familiares viajaron rumbo a la ciudad de La Paz, luego de continuas amenazas y agresiones que impedían sus labores. El martes, por ejemplo, algunos trabajadores que guardaban cuarentena en un hostal por causa de contacto con los dos casos de COVID-19 detectados el domingo fueron obligados salir, extremo que motivó al Sedes a disponer su inmediato repliegue.

El jueves el personal de salud y sus allegados llegaron hasta el centro de aislamiento de La Paz, donde se les realizaron exámenes para la detección del virus. “Hoy (viernes) ya han comenzado a aparecer los primeros resultados”, dijo a La Razón Álvaro Cabezas, responsable del centro.

El funcionario anunció que este sábado se sabrá con certeza cuántos pueden volver a Caranavi. (22/05/2020)

Comparte y opina:

ONU Mujeres lanza campaña ‘Si las paredes hablaran’ contra la violencia en el hogar

A través de un video, personalidades animan a recurrir a redes de apoyo y a la línea telefónica 800140348 para pedir ayuda.

/ 22 de mayo de 2020 / 14:23

La artista y comunicadora Marisol Díaz forma parte del audiovisual.

Porque “a veces, la casa no es ese hogar dulce hogar que nos prometen”, ONU Mujeres lanzó el jueves la campaña denominada “Si las paredes hablaran tú y yo no seríamos cómplices”, plasmada en un video adaptado a Bolivia en el que 14 personajes públicos, como cantantes, activistas y deportistas que hacen un llamado a la población para actuar frente a la violencia dentro del hogar.

“La cuarentena nos ha traído muchas dificultades, pero hay personas que están sufriendo un doble castigo, son las mujeres, son niñas y niños que están encerrados con el que más daño puede hacerles, con el agresor”, dice la artista y comunicadora Marisol Díaz en el audiovisual.

Para ONU Mujeres la violencia también es una pandemia, por esto “hace un llamado a los Estados para fortalecer y asegurar la continuidad de los servicios esenciales para responder a la violencia contra las niñas y las mujeres” en tiempos del COVID-19. “Ante cualquier acto de violencia, tolerancia 0”, propone Violeta Domínguez, representante de la organización en Bolivia.

¿Y si las paredes del hogar hablaran?

“Si las paredes hablaran, romperían el silencio”, asegura el guitarrista Piraí Vaca. “Relatarían la violencia sexual que sufren las mujeres y niñas maltratadas”, afirma la activista afroboliviana Paola Yañez. “Les darían voz a las niñas maltratadas por sus padres y padrastros”, opina Pamela Gonzales, embajadora regional de Technovisión.

“Si las paredes hablaran tú y yo no seríamos cómplices”, cree Esther Marisol. “No se callarían por miedo”, dice el actor David Santalla. “No habría escondite para los violentos”, considera la cholita escaladora Lidia Huayllas. “Miles de muertes se habrían evitado”, asesta Rosario Aquím, activista en derechos humanos.

Pero sucede que las paredes no pueden hablar. “Pero tú sí”, anima Díaz a los espectadores del video. La campaña anima a recurrir a redes de apoyo y solidaridad entre amigos, familiares y vecinos, así como hacer uso de la línea telefónica de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV): 800140348. (22/05/2020)

Comparte y opina:

Fabricante aclara que vendió cada uno de los respiradores en $us 7.229 a un distribuidor

El precio incluyó los accesorios. El Ministro de Justicia de Bolivia anunció este jueves que se buscará una conciliación de cuentas; de no prosperar se irá a una instancia judicial.

/ 21 de mayo de 2020 / 22:55

Una muestra de uno de los respiradores que adquirió el Gobierno

En un breve videocomunicado, el gerente de la empresa española fabricante de los 170 respiradores GPA Innova que llegaron a Bolivia, Pau Sarsanedas, aclaró este jueves que cada uno de los equipos  adquiridos por el Ministerio de Salud de Bolivia fue vendido “a un distribuidor” al precio estándar de 6.600 euros (7.229 dólares), que incluye accesorios.

“Desde GPA Innova queremos aclarar la polémica generada con la venta de 170 respiras a Bolivia. Queríamos dejar bien claro que la venta se ha realizado a un distribuidor  a nuestro precio estándar de tarifa de 6.000 euros más 600 euros de accesorios”, dice Sarsanedas en el video difundido este jueves por Europa Press.

Conciliar o ir a la justicia con intermediaria

La empresa intermediaria a la que hace alusión es IME Consulting, con la que el Gobierno Boliviano firmó el contrato de adquisición por $us 4.700.000 aproximadamente, lo cual significa que cada equipo llegó a costar unos $us 28.000. El Ministro de Justicia Alvaro Coímbra dijo este jueves que solicitarán “una conciliación de cuentas con la empresa, para ver y establecer los precios referenciales, si hubo o no demasía. En esa primera instancia se puede conciliar menor precio, una adenda al contrato, si ellos aceptan que hubo un intermediario que están cobrando algo y si ellos quieren seguir con el negocio, a un precio justo”.

En caso de que no se llegue a un acuerdo, Coímbra aseguró que se acudirá a una instancia judicial, ya sea por arbitraje o por la vía ordinaria y que los intereses del Estado serán defendidos. “Se han pagado $us 2.200.000 dólares, que casi es el 50%. Han llegado los 170 equipos, entonces estamos hablando que cada equipo hasta el momento cuesta como $us 12.000, porque no se va a pagar el otro 50%, pero también hay el tema de un software de actualización y accesorios que tienen que llegar y ahí también vamos a necesitar un informe técnico de los que saben y nos dirán si los equipos son obsoletos, ahí habrá un daño más grave para el estado y será un agravante para los que están imputados”, afirmó.

En los últimos dos días se detuvo a tres miembros del Ministerio de Salud, quienes están siendo imputados por la compra de los 170 respiradores, incluyendo al titular de esta cartera; así como otros dos funcionarios que trabajaban para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que dio el préstamo para la adquisición.

Comparte y opina:

Ingresan 102 personas del hospital de Caranavi al centro de aislamiento de La Paz

Son médicos y enfermeras, pero también personal administrativo e incluso dos menores de edad. En este lugar se resguarda frente al nuevo coronavirus a 138 pacientes.

/ 21 de mayo de 2020 / 15:17

Álvaro cabezas, responsable del Centro de aislamiento de La Paz, en conferencia este jueves 21 de mayo. Foto: Paula Jordán

Este jueves a las 03.30 de la madrugada ingresaron al centro de aislamiento de La Paz 102 pacientes provenientes del municipio de Caranavi. “Son personal de salud del hospital de Caranavi, el 70% son mujeres y el resto, varones. Están en condición de sospechosos. Más o menos son 18 personas las que tuvieron contacto directo con el paciente 0, sin la protección necesaria”, dijo Álvaro Cabezas, director del centro.

El primer caso de COVID-19 del municipio paceño de Caranavi fue reportado el domingo, lo cual causó revuelo en la población, una parte de la cual amenazaba desde entonces la integridad física de los médicos. Luego se supo del segundo caso, la esposa del primer enfermo. El martes por la noche incluso desalojaron a un grupo de personal sanitario que guardaba cuarentena en un hostal y tuvieron que refugiarse en el hospital.

Médicos y personal del hospital de Caranavi, ayer miércoles 20 de mayo. Foto: médico de Caranavi

Ante esta situación, el Servicio departamental de salud de La Paz determinó ayer miércoles replegar a todo el personal de salud de Caranavi, quienes partieron en la noche hacia la urbe paceña. Hubo otro grupo de pobladores que los despidió con pañuelos blancos, pidiéndoles que no se fueran.

“Hoy (jueves) se comunicó el personal del Sedes diciendo que estas personas no tenían toda la seguridad correspondiente por los conflictos sociales que están existiendo allá. No podían guardar el aislamiento por las amenazas que recibieron, razón por la cual nos pidieron que podamos ser el centro de aislamiento para ellos”.

A los internados aún no se les ha tomado la prueba de detección de COVID-19. El Sedes y la CNS se encargarán de hacerlo la tarde de este jueves, aseguró Cabezas. “Entre 24 y 48 horas sabremos los resultados”, dijo.

Algunas de las personas presentaban tos. Entre los llegados hay un niño de un año y otro de siete. Con los nuevos ingresados, el centro atiende actualmente a 138 personas. (21/05/2020)    

Comparte y opina:

La Alcaldía declara desastre municipal en Trinidad por el COVID-19

Una ley establece gestionar ante instancias departamentales y nacionales, y organismos internacionales los recursos necesarios para enfrentar la pandemia.

/ 20 de mayo de 2020 / 16:25

Controles contra el coronavirus en la terminal de Trinidad, en Beni.

La delicada situación de Trinidad, la capital de Beni, ante la pandemia del COVID-19 precisó medidas extremas. Este miércoles, el alcalde Mario Suárez promulgó la Ley de Declaratoria de Situación de Desastre Municipal, debido a la propagación del coronavirus en ese municipio.

“Se declara situación de desastre municipal debido a la propagación del coronavirus en el marco de la Ley 602, de Gestión de Riesgos y su reglamento”, señala el artículo 1 de esa norma.

Ley

La ley autoriza al Ejecutivo municipal la gestión de recursos necesarios para la atención de la pandemia ante instancias departamentales y nacionales, y organismos internacionales.

Cada 10 días, a partir de este miércoles, a requerimiento del Concejo Municipal, el Ejecutivo deberá brindar información sobre la ejecución de actividades. Asimismo, en un mes la Alcaldía brindará un informe oral y documentado sobre el detalle de los recursos utilizados.

Beni es uno de los departamentos de Bolivia más afectados por la pandemia, con 679 casos positivos registrados y 49 fallecidos hasta el martes, cuando se informó sobre 98 nuevos infectados en 24 horas.

La situación sanitaria es tal, que una veintena de médicos, enfermeras y técnicos voluntarios de La Paz se encuentran en Trinidad para ayudar a controlar la situación. En Bolivia hay hasta el momento 4.481 personas detectadas con el nuevo coronavirus.

Comparte y opina: