Auditoría de la OEA confirma que hubo 'manipulación dolosa' y aumento de votos para el MAS

A 36 días de haber iniciado la auditoría, la Organización de Estados Americanos (OEA) entregó este miércoles el informe final de auditoría de las anuladas elecciones del 20 de octubre. Establece que la victoria de Evo Morales era "estadísticamente improbable".

La OEA entrega a Bolivia informe final de la auditoría a las elecciones del 20 de otubre. Foto:Cuenta de Jeanine Áñez

Carlos Corz 05/12/2019 07:21 AM
La Paz•

El equipo de expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA) reafirmó sus conclusiones preliminares de irregularidades detectadas en las justas del 20 de octubre y estableció que en el 5% final del cómputo “se dio un aumento masivo e inexplicable de los votos del MAS”. Determinaron que fue ‘improbable” el triunfo del entonces oficialismo en primera vuelta.

El documento fue entregado al embajador ante la OEA Jaime Aparicio, a 36 días de iniciarse (31 de octubre) la auditoría por pedido del hoy expresidente Evo Morales ante denuncias de fraude. El 10 de noviembre se presentó un informe preliminar que determino “irregularidades graves y muy graves” en los comicios, lo que derivó al final en la renuncia de Morales.

Para los expertos, hay "manipulación dolosa" en dos niveles: "A nivel de las actas, a partir de la alteración de las mismas y la falsificación de las firmas de los jurados de mesas. A nivel del procesamiento de los resultados, a partir del re direccionamiento del flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por personal del TSE, haciendo posible la manipulación de datos y la suplantación de actas".

Una de las conclusiones muestra que en un porcentaje de cinco puntos hubo una elevación inexplicable en los votos que inclinaron la balanza en favor del oficialismo. “El análisis estadístico realizado revela que la victoria en primera vuelta de Evo Morales fue estadísticamente improbable, y que su proclamación se dio por un aumento masivo e inexplicable de los votos del MAS en el 5% final del cómputo”, concluye parte del informe de auditoría elaborado por los expertos que detectó "una manipulación dolosa de los comicios".

De acuerdo al reporte, hubo acciones deliberadas que buscaron manipular el resultado de las elecciones como la paralización “intencional y arbitraria” del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP), incorporación de un servidor externo, vulneración de los controles de la empresa auditora y facilidad de acceso a los datos.

Justamente la suspensión de la transmisión de los resultados preliminares de las elecciones activó y agudizó los conflictos postelectorales que llevaron a pedir la auditoría que en un informe preliminar (del 10 de noviembre) hablaba ya de irregularidades, lo que a su vez derivó en un incremento de la conflictividad alentada por cívicos y a la que se sumó un motín policial y luego la sugerencia del mando militar de entonces para que Morales dimita, lo que después hizo.

También detectaron en la auditoría irregularidades graves como el “ingreso de al menos 1.575 actas del TREP (ambiente cuya red fue vulnerada y manipulada) directamente al Cómputo Oficial” y la constatación de “actas del voto en el exterior originales (sin llenar) en las instalaciones del TSE”, además de la “falta de preservación adecuada de la evidencia sobre la elección”.

Entre los errores detectados está “la inclusión de inhabilitados en la lista de electores para consulta de actas de mesas” y el registro de “al menos 37 actas del voto en el exterior que presentaban inconsistencias con el número de ciudadanos que sufragaron”, mientras que entre los indicios de comportamientos anormales está lo encontrado en el 5% del final de cómputo.

“Sin ese aumento (en el 5%), aunque el MAS hubiera conseguido la mayoría de los votos, no habría obtenido la diferencia del 10% necesario para evitar la segunda vuelta. Este incremento se dio a partir de quiebres marcados en las líneas de tendencia de votación del oficialismo y de Comunidad Ciudadana (CC), a nivel nacional y departamental. El tamaño de las rupturas es extremadamente inusual y coloca en duda la credibilidad del proceso”, asegura el informe.

También concluyeron que hubo “parcialidad de la autoridad electoral”, ya que los “vocales del TSE, quienes debían velar por la legalidad e integridad del proceso, permitieron que se desviara el flujo de información hacia servidores externos, destruyendo toda confianza en el proceso electoral”.

Y aclara el equipo de expertos que “las manipulaciones e irregularidades señaladas no permiten tener certeza sobre el margen de victoria del candidato Morales sobre el candidato Mesa. Por el contrario, a partir de la abrumadora evidencia encontrada, lo que sí es posible afirmar es que ha habido una serie de operaciones dolosas encaminadas a alterar la voluntad expresada en las urnas”.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) declaró ganador en primera vuelta a Morales. Luego de la publicación del informe preliminar, la Fiscalía inició una investigación de oficio por fraude electoral y hoy están en la cárcel cuatro de seis vocales de ese tribunal, entre ellos Antonio Costas y María Eugenia Choque.

Las elecciones fueron anuladas y ahora está en proceso una nueva convocatoria, luego que asumiera un gobierno de transición a la cabeza de la senadora Jeanine Áñez. (04/12/2019)

Comentarios Ver

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen