Mundo

domingo 24 may 2020 | Actualizado a 21:16

China utiliza robots y cámaras para hacer respetar el confinamiento

En Pekín, todas las personas procedentes de Hubei, provincia cuya capital es Wuhan, el epicentro de la epidemia, así como las zonas de China consideradas todavía de alto riesgo, deben permanecer en cuarentena durante 14 días en sus domicilios o en lugares designados.

/ 3 de mayo de 2020 / 14:14

Uno robot capaz de tomar ascensores y recorrer pasillos se usa para entregar comida a huéspedes en cuarentena en un hotel de Hubei, China. Foto: AFP

Por AFP

Robots para entregar las comidas y cámaras para vigilar las entradas y salidas del domicilio. China no escatima recursos tecnológicos para hacer respetar estrictamente las medidas de confinamiento y evitar una nueva ola de contagios.

El país, donde surgió el nuevo coronavirus en diciembre, ha controlado en su suelo la enfermedad covid-19. Pero las autoridades temen que los casos «importados» por viajeros llegados del extranjero, mayoritariamente chinos, puedan hacer resurgir la epidemia.

En Pekín, todas las personas procedentes de Hubei, provincia cuya capital es Wuhan, el epicentro de la epidemia, así como las zonas de China consideradas todavía de alto riesgo, deben permanecer en cuarentena durante 14 días en sus domicilios o en lugares designados.

Esta medida se aplica también a los que llegan del extranjero.

En un hotel de cuarentena en el centro de la capital china, un guardia se asegura de que nadie salga de su cuarto.

Los únicos movimientos que se permiten en los pasillos son los de un robot cilíndrico de un metro de altura que distribuye botellas de agua, comida y paquetes a las personas confinadas.

La máquina puede tomar el ascensor sola y marca, una vez llegada a su destino, el número de teléfono de la habitación para informar de su presencia.

«Buenos días, es su robot de servicio. Vuestro pedido está frente a la puerta de su habitación», avisa una misteriosa voz infantil.

El vientre del robot se abre, el confinado recupera los artículos y el autómata se va.

Alarmas, cámaras y delaciones

Este sistema tiene la ventaja de limitar al máximo los contactos entre el personal y los clientes, potencialmente infectados.

Los médicos cubiertos íntegramente que vienen cada día a tomar la temperatura, son los únicos humanos con los que los confinados, entre ellos una periodista de la AFP de regreso a Hubei, tienen contacto físico.

Joy Zhong, de 25 años, ha pasado tres semanas de confinamiento en un cuarto exiguo de un hotel de Pekín, donde no podía ni siquiera pedir comida al exterior.

Pero los paquetes pueden ser entregados en la recepción.

«Veintiún días sin ver a nadie, el tiempo se hace realmente muy largo», se lamenta la joven, que trabaja en prensa y regresaba de una misión a Wuhan.

A los que realizan su cuarentena en casa les colocan en la puerta de su domicilio una alarma electrónica silenciosa para pillar a alguien in fragantti.

Asismismo, un aviso pide a los vecinos que echen un ojo a los confinados, que pueden ser multados en caso de violación de la cuarentena.

En un complejo residencial de Pekín, las personas en cuarentena deben señalar sistemáticamente a los responsables del barrio cuándo abren sus puertas.

‘Seguir el juego’

En algunos casos, una cámara instalada en la puerta de entrada del domicilio es la encargada de vigilar cualquier movimiento sospechoso.

«Es aterrador ver cómo uno se habitúa a estas cosas», dice Friederike Boege, periodista alemana en cuarentena a su regreso de Hubei y que ha pasado por esta amarga experiencia.

«Yo creo que los vigilantes (del edificio) y la persona encargada del mantenimiento me denunciarían si saliera», dice a la AFP.

Durante una cuarentena anterior en marzo, de regreso de un viaje a Tailandia, Boege fue denunciada por sacar la basura.

Esta ligera infracción le valió una reprimenda, pero algunos extranjeros han sido expulsados del país por violar deliberadamente las reglas.

No obstante, las medidas de vigilancia no se aplican en todos los lugares con el mismo celo.

Charlotte Poirot, que enseña francés, pasó a finales de marzo dos semanas de cuarentena en Cantón (sur) antes de que China cerrase sus fronteras a la práctica totalidad de los extranjeros.

Confinada sola en un cuarto de dos camas, le dejaban la comida frente a su puerta y el personal médico le tomaba la temperatura varias veces al día.

«La puerta de la habitación nunca estaba cerrada con llave. Todo recaía en la confianza», afirma la joven a la AFP.

«Y todo el mundo siguió el juego», asegura.

Comparte y opina:

Trump prohíbe todos los vuelos desde Brasil por el coronavirus

El gigante sudamericano desplazó a Rusia como segundo país con más contagios en el mundo detrás de Estados Unidos, según datos del Ministerio de Salud.

/ 24 de mayo de 2020 / 18:35

Vista aérea del aeropuerto Sao Paulo-Guarulhos

Por AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suspendió el domingo los viajes desde Brasil, convertido en uno de los epicentros de la pandemia de coronavirus, informó la Casa Blanca.

La prohibición afecta a los viajeros no estadounidenses que hayan estado en Brasil 14 días antes de solicitar la entrada en el país, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.   La medida no afecta al comercio.

«La acción de hoy ayudará a garantizar que los ciudadanos extranjeros que han estado en Brasil no se conviertan en una fuente de infecciones adicionales en nuestro país», dijo en un comunicado.

América Latina se ha convertido en el último epicentro de la COVID-19, y Brasil en el segundo país del mundo más afectado, solo superado por Estados Unidos en número de casos.

El gigante sudamericano desplazó a Rusia como segundo país con más contagios en el mundo detrás de Estados Unidos, según datos del Ministerio de Salud.

En toda América Latina han fallecido más de 38.864 personas y se han registrado unos 706.798 contagios, según el recuento de la AFP de este sábado.

(24/05/2020)

Comparte y opina:

China advierte de una ‘nueva Guerra Fría’ con EEUU por la pandemia, que arrecia en América Latina

La crisis sanitaria ha exacerbado las ya ásperas relaciones entre China y Estados Unidos y las dos potencias no cesan de lanzarse ataques verbales.

/ 24 de mayo de 2020 / 11:59

El canciller chino, Wang Yi, habla durante su conferencia de prensa en línea de video durante el Congreso Nacional del Pueblo

Por AFP

China advirtió el domingo que sus relaciones con Estados Unidos están «al borde de una nueva Guerra Fría», tensadas todavía más debido a la pandemia de covid-19, que avanza a grandes pasos en América Latina.  

La pandemia, que ya ha causado más de 342.000 muertos y más de 5,3 millones de contagios en todo el mundo, ensombreció este domingo la fiesta de Aíd al Fitr, que marca el final del Ramadán para cientos de millones de musulmanes.

La crisis sanitaria ha exacerbado las ya ásperas relaciones entre China y Estados Unidos y las dos potencias no cesan de lanzarse ataques verbales.

 Este domingo, el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, dijo que Washington se había infectado con un «virus político» que aprovecha «todas las ocasiones par atacar y difamar a China».

Ministro

«Algunas fuerzas políticas de Estados Unidos están tomando como rehén las relaciones entre China y Estados Unidos y empujando a nuestros dos países al borde de una nueva Guerra Fría», dijo a los periodistas el canciller.   Wang también acusó a los responsables políticos estadounidenses de «propagar rumores» para «estigmatizar a China», donde surgió el nuevo coronavirus a finales del pasado año.

Sin embargo, el ministro aseguró que China está «abierta» a una cooperación internacional para identificar el origen del letal virus.   Esta cooperación debe ser «profesional, justa y constructiva» y sin «injerencia política», subrayó el responsable.

En estas últimas semanas, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha acusado en múltiples ocasiones a las autoridades chinas de haber tardado demasiado en comunicar datos cruciales sobre la gravedad de la enfermedad.

Estados Unidos es de lejos el país más azotado por la covid-19, con 1,6 millones de casos y 97.048 muertos (+1.127 en las últimas 24 horas).

No obstante, el Estado de Nueva York, foco de la epidemia, registró en las últimas 24 horas 84 muertes, la cifra más baja desde el 24 de marzo, anunció el gobernador, Andrew Cuomo.

Trump, que quiere flexibilizar el confinamiento y reactivar la economía, hizo el sábado un gesto para marcar una vuelta a la normalidad y se fue a jugar el golf a su club en Virginia, cerca de Washington, por primera vez desde el 8 de marzo.

Fútbol y turistas en España

En Europa, los países avanzaban en su cauteloso desconfinamiento. El continente, que superó los dos millones de contagiados, sigue siendo el más enlutado por esta pandemia, con más de 173.500 decesos.

El gobierno español anunció el regreso de la Liga de fútbol el 8 de junio y a partir de julio, se permitirá la llegada turistas extranjeros.

Esta segunda medida es crucial para España, el segundo destino turístico del mundo, donde el sector representa un 12% del PIB.

Madrid y Barcelona podrán reabrir terrazas de bares, museos y hoteles desde el lunes.   «Lo más duro ha pasado (…) la gran ola de la pandemia ha sido superada», aseguró el jefe de gobierno español, el socialista Pedro Sánchez.

En Francia, otro país muy golpeado por la covid-19, las iglesias volvían a abrir sus puertas este domingo, manteniendo siempre las consignas sanitarias.

«¡Mi teléfono está lleno de mensajes!», dijo el padre Pierre Amar, de Versalles, en las afueras de París.

Después de Grecia y Francia, el gobierno italiano autorizó a sus ciudadanos el sábado a acudir a las playas, pero solamente para pasear o bañarse, sin poder tomar el sol en la arena.

El momento más doloroso

Si en Europa se recupera una apariencia de normalidad, las réplicas de este terremoto sanitario siguen estremeciendo a todos los países latinoamericanos.

La región, que se ha convertido en «un nuevo epicentro» de la covid-19, según la OMS, se encuentra en pleno pico de la pandemia.

Brasil, con más de 347.000 casos y 22.000 muertos, es de lejos el país más castigado en la región, y ya desplazó a Rusia como segundo país con más contagios en el mundo detrás de Estados Unidos.

El presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, protagonizó una nueva polémica al revelarse un video de su gabinete en el que apenas se menciona la pandemia.

Repleto de obscenidades, insultos, diatribas y declaraciones potencialmente incriminatorias, el video causó indignación en el gigante sudamericano, donde muchos cuestionaron la forma de hacer política del gobierno respecto a la crisis.

Datos

México, el segundo país de la región con el mayor número de muertos, registró hasta este sábado 65.856 casos confirmados y 7.179 defunciones.

El país se enfrenta a su «momento más doloroso por la pandemia», en palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En Argentina la aceleración de los contagios, que en Buenos Aires se quintuplicó en las últimas dos semanas, llevó al presidente Alberto Fernández a extender el aislamiento social obligatorio hasta el próximo 7 de junio.

En Bolivia, el departamento amazónico del Beni, fronterizo con Brasil, fue declarado «desastre sanitario» tras un aumento exponencial de contagios y fallecidos.

En Perú, segundo país de la región en contagios (115.754) y el tercero en fallecidos (3.300), el gobierno extendió hasta el 30 de junio el confinamiento obligatorio, aunque autorizó la reanudación de algunos servicios, como las peluquerías, a domicilio. 

Chile, que contabiliza hasta la fecha 65.393 infectados y 673 muertos, registró protestas en comunas pobres de Santiago donde los vecinos se quejaron por la escasa o nula ayuda del gobierno, la falta de alimentos y la cesantía que ha provocado la crisis sanitaria y que tiene al país al borde de una recesión.  

Costa Rica, que no adoptó confinamiento obligatorio lucha para mantener su «logro frágil» de pocos contagios con «disciplina», dijo a la AFP el presidente Carlos Alvarado.

En toda América Latina han fallecido más de 39.000 personas y se han registrado unos 715.500 contagios, según el recuento de la AFP de domingo.

(24/05/2020)

Comparte y opina:

Israel: Aplazado el juicio contra Netanyahu por corrupción

Netanyahu negó una vez más las acusaciones de corrupción, abuso de confianza y malversación que pesan contra él, tachándolas de "ridículas".

/ 24 de mayo de 2020 / 11:55

Benjamin Netanyahu (centro), con habla con sus abogados en el tribunal del tribunal de distrito de Jerusalén el 24 de mayo de 2020

Por AFP

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, calificó este domingo de «ridículas las acusaciones de corrupción en su contra, al asistir al primer día de juicio en Jerusalén, que fue aplazado sin fecha de reanudación.

Durante la audiencia de una hora, los abogados del primer ministro pidieron varios meses para estudiar los elementos de prueba, mientras que la fiscalía pidió que los testigos sean escuchados rápidamente.  

Los tres jueces indicaron que estudiarán estas solicitudes y aplazaron la sesión sin fijar nuevas fechas para la reanudación de las audiencias.

Después de 17 meses de una crisis electoral en la que se jugó su «supervivencia política», Netanyahu acudió al tribunal en una nueva batalla, esta vez judicial, para evitar la prisión y limpiar su reputación.  

Dato

Al llegar al tribunal de distrito de Jerusalén rodeado de varios ministros de su partido Likud, Netanyahu negó una vez más las acusaciones de corrupción, abuso de confianza y malversación que pesan contra él, tachándolas de «ridículas».

«Me presento ante ustedes con la espalda erguida y la cabeza alta», declaró el veterano dirigente.   «He pedido que todo sea retransmitido en directo para que el público pueda oírlo todo (directamente) y no a través del filtro de los periodistas del fiscal general», añadió, acusando de parcialidad a una parte de la prensa israelí.

Antes de comenzar el proceso, seguidores suyos se congregaron en los alrededores del tribunal, entre fuertes medidas de seguridad.

«Benjamin Netanyahu, el pueblo está contigo», gritaba un hombre, mientras una mujer enarbolaba una pancarta en la que se podía leer «Juicio Dreyfus 2020», en alusión a un polémico caso en el que se mezclaron errores judiciales, negación de la justicia y antisemitismo en Francia a principios del siglo XX.

Netanyahu está acostumbrado a sentar precedentes: primer jefe de gobierno de la historia de Israel nacido después de la creación del país, el que más tiempo ha ocupado el cargo de primer ministro, el opositor más feroz de Irán. Pero con gusto se habría pasado de éste.

Antes de él, Ehud Olmert, también de su partido, el Likud, fue acusado de corrupción pero después de haber dimitido como primer ministro, declarado culpable de aceptar sobornos y pasó 16 meses en la cárcel.

Algo que trata de evitar Netanyahu, de 70 años, acusado de haber recibido puros, champán y joyas por valor de 700.000 séqueles (180.000 euros, 197.000 dólares) de personas adineradas a cambio de favores financieros o personales.

‘Sin precedentes’

Según los investigadores, Netanyahu también intentó obtener una cobertura mediática favorable en el periódico Yediot Aharonot.   Pero, sobre todo, la justicia sospecha que concedió favores gubernamentales que podrían haber hecho ganar millones de dólares al jefe de la compañía israelí de telecomunicaciones Bezeq a cambio de una cobertura mediática favorable en uno de los medios de comunicación del grupo, el influyente sitio web Walla.

De los tres casos por los que será juzgado, este último es el más explosivo y quizá también el más complejo.   «En los casos tradicionales de corrupción, todo gira en torno al dinero (…) pero aquí se trata de corrupción para obtener una cobertura favorable en la prensa. No tiene precedentes», afirma Amir Fuchs, investigador del Instituto democrático de Israel, centro de investigación en Jerusalén.

Después de meses de suspense, el fiscal general Avichai Mandelblit acusó a Netanyahu en noviembre de 2019, lo que sus detractores consideraron una «sentencia de muerte política».

Pero «Bibi», como le llaman los israelíes, logró mantenerse a la cabeza del partido, terminar primero en las últimas elecciones legislativas, negociar un acuerdo de reparto de poder con su rival Benny Gantz y, así, seguir siendo primer ministro.

‘Conflicto de intereses’

Su juicio debía comenzar a mediados de marzo, pero la crisis de la covid-19 lo aplazó al 24 de mayo.   Los abogados de Netanyahu pidieron que no tuviera que ir a la apertura de un juicio que podría prolongarse meses o incluso años, en caso de apelaciones.

Pero el tribunal confirmó que el primer ministro tenía estar presente en la vista judicial, aunque sea técnica, con la lectura de las acusaciones. «Una persona solo puede ser juzgada por acusaciones penales en su presencia», insistieron los magistrados.   En Israel, el primer ministro carece de inmunidad judicial, pero a diferencia de otros funcionarios, no tiene que dimitir o retirarse durante el juicio.

Según Yuval Shany, profesor de derecho de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Netanyahu se encontrará en una situación de «conflicto de intereses» porque será a la vez jefe de gobierno y «acusado en lucha contra las instituciones gubernamentales que lo procesan».   Netanyahu se declara inocente y denuncia un complot urdido por la justicia contra él pero podría, en cualquier momento antes del veredicto, «negociar una pena» con el fiscal, como autoriza la legislación israelí.

(24/05/2020)

Comparte y opina:

COVID-19: al menos 342.000 muertos en el mundo, según último balance

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 5.327.680 casos de contagio en 196 países o territorios.

/ 24 de mayo de 2020 / 09:01

Transfieren a un paciente infectado con coronavirus a un hospital en Guatemala

Por AFP

El nuevo coronavirus ha provocado al menos 342.295 muertos en el mundo desde que surgió en diciembre en China, según un balance establecido por AFP con datos de fuentes oficiales, este domingo a las 11.00 GMT (07.00 en Bolivia).

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 5.327.680 casos de contagio en 196 países o territorios.

La cifra de casos diagnosticados positivos sólo refleja, sin embargo, una parte de la totalidad de contagios debido a las políticas dispares de los diferentes países para diagnosticar los casos, algunos sólo lo hacen con aquellas personas hospitalizadas que han dado positivo.

Las autoridades consideran que hasta ahora, al menos 2.066.300 personas se curaron de la enfermedad.

Más afectados

La cantidad de muertos en Estados Unidos, que registró su primer deceso vinculado al virus a principios de febrero, asciende a 97.087. El país registró 1.622.670 contagios. Las autoridades consideran que 3.612.39 personas se curaron.

Después de Estados Unidos, los países más afectados son Reino Unido con 36.675 muertos y 257.154 casos, Italia con 32.735 muertos (229.327 casos), España con 28.678 muertos (235.290 casos) y Francia con 28.332 muertos (182.469 casos).

China continental (sin contar Hong Kong y Macao), donde la epidemia surgió a finales de diciembre, tiene un total de 82.974 casos, de los que 4.634 murieron y 78.261 sanaron totalmente. En las últimas 24 horas se han registrado 3 nuevos casos.

El domingo a las 11.00 GMT y desde el comienzo de la epidemia, Europa sumaba 173.551 fallecidos (2.014.969 contagios), Estados Unidos y Canadá 103.534 (1.706.291), América Latina y el Caribe 39.103 (715.568), Asia 13.962 (439.229), Medio Oriente 8.762 (335.953), África 3.253 (107.205), y Oceanía 130 (8.466).

Este balance fue realizado utilizando datos de las autoridades nacionales recopilados por las oficinas de AFP y con informaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

(24/05/2020)

Comparte y opina:

Alemania exhibe el fútbol ‘poscoronavirus’, pero bajo presión

Tras la suspensión de la competición a mediados de marzo, las últimas semanas han sido como “montañas rusas”.

/ 23 de mayo de 2020 / 12:39

Dortmund y Wolfsburg se colocan en el campo al comienzo del partido de fútbol de la Bundesliga

Por AFP

Éxito en el terreno de juego y grandes audiencias televisivas a nivel mundial. El campeonato alemán, pionero, adelantó este fin de semana el ‘fútbol poscoronavirus’, en plena pandemia, pero sigue bajo la presión de un paso en falso que haga fracasar su proyecto.

Tras la suspensión de la competición a mediados de marzo, las últimas semanas han sido como «montañas rusas, a la misma vez excitantes y exigentes», explica a la AFP Robert Klein, encargado de desarrollo internacional de la Bundesliga.   En la meta, al final de este primer fin de semana de competición, siente «un gran alivio», reconoce.

Tras la 26ª fecha, que se cierra este lunes con el Werder Bremen-Bayer Leverkusen, quedarán ocho por disputarse, con un gran número de cuestiones a responder, mientras el planeta fútbol sigue suspendido por la pandemia.

El bonito tanto del prodigio noruego Erling Haaland en el triunfo del Dortmund ante el Schalke (4-0), en un derbi del Ruhr muy entretenido, la victoria del Bayern Múnich en su histórica visita al Unión Berlín, las gradas vacías, los choques de codos para celebrar los goles… Alemania ofreció las primeras gotas de fútbol de alto nivel desde marzo, cuando la pandemia paralizó el deporte mundial.

‘Nueva normalidad’

«Pienso que así será la nueva normalidad durante un tiempo. Hasta el final de temporada no habrá aficionados (en las gradas) y es posible que dure después», admite Robert Klein.

«Hasta que el coronavirus sea seriamente controlado -probablemente cuando se descubra una vacuna-, continuará así», añade.

Las imágenes de la Bundesliga dieron la vuelta al mundo. En Alemania el difusor Sky consiguió el sábado más de seis millones de telespectadores, un récord.

Para el Dortmundo-Schalke, a las 13H30 GMT, habían 3,7 millones de personas delante de la pantalla, más del doble de la cifra habitual para un partido en este horario.

La misma tendencia al alza se registró en México, Argentina, Brasil o Italia, cuyos campeonatos nacionales están parados.

Por primera vez un partido de la Bundesliga fue retransmitido en radio en América Latina, por el medio mexicano W Deportes.

«La prioridad es, claro, la información sobre el coronavirus, pero creemos que la gente quiere también escuchar fútbol, tras tanto tiempo», explica a la AFP Juan Carlos Zúñiga, comentarista de la cadena.

«El interés por estos primeros partidos es comparable al de un buen partido de Premier League. Comenté el Dortmund-Schalke, pero no fue fácil sin ambiente», añade.

En el Reino Unido, BT Sports registró en un momento del derbi del Ruhr 652.000 telespectadores -su récord está en 1,7 millones durante un duelo entre Liverpool y Arsenal de diciembre de 2018-.

Romper el protocolo sanitario

Pero las cifras, muy positivas, tienen su parte negativa, el deber de ser ejemplar y cómo reaccionar ante un protocolo sanitario muy estricto y fácil de romper.

El sábado el defensa del Hertha Berlín Dedryck Boyata y el delantero francés del Borussia Mönchengladbach Marcus Thuram levantaron suspicacias al besar a alguno de sus compañeros para celebrar un gol. El primero pidió disculpas por su gesto en las redes sociales.

«Pienso que las grandes líneas del protocolo sanitario se respetaron bien durante el fin de semana», valora Klein, indicando que la Bundesliga estaría feliz de apoyar a los otros campeonatos en sus reanudaciones.

«Estamos contentos de compartir, no solo nuestro protocolo sanitario, también todo el trabajo que hemos hecho para obtener el apoyo de las autoridades locales y el gobierno», añade.

(23/05/2020)

Comparte y opina: