lunes 25 ene 2021 | Actualizado a 15:40

Brasil vence 1-0 a una aguerrida Venezuela y sigue líder del premundial sudamericano

Festejo brasileño

Por AFP

/ 13 de noviembre de 2020 / 22:52

El delantero Roberto Firmino alivió a un Brasil que controló sin angustias la posesión del balón pero al que le costó vulnerar la sólida defensa de la Vinotinto, que pese a su digna presentación se fue del estadio Morumbí con las manos vacías.

Con lo justo y echando en falta la creatividad de Neymar y Coutinho, Brasil venció 1-0 a una aguerrida Venezuela este viernes en Sao Paulo, un resultado que lo deja como líder solitario del premundial sudamericano hacia Qatar-2022.

El delantero Roberto Firmino alivió a un Brasil que controló sin angustias la posesión del balón pero al que le costó vulnerar la sólida defensa de la Vinotinto, que pese a su digna presentación se fue del estadio Morumbí con las manos vacías.

El atacante del Liverpool de Inglaterra anotó su gol 16 con la verdeamarela en el minuto 66, luego de embocar un centro del lateral izquierdo Renan Lodi que cayó dentro del área chica del portero Wuilker Faríñez.

Con la victoria, la Seleçao ajustó puntaje perfecto después de tres salidas. Los caribeños, por su parte, siguen en el fondo de la tabla sin puntos.

Brasil defenderá su liderato contra Uruguay el martes en Montevideo. El mismo día Venezuela recibirá a Chile en Caracas.

(13/11/2020)

La Casa Blanca vuelve a tener mascotas presidenciales

Los perros, ambos ovejeros alemanes, siguen las huellas de Bo, el perro de agua portugués de los Obama, y Barney, el terrier escocés de los Bush

Champ y Major, las mascotas de Joe Biden en los jardines de la Casa Blanca

Por AFP

/ 25 de enero de 2021 / 14:14

Los dos perros del presidente Joe Biden, Champ y Major, ya están instalados en la Casa Blanca, reanudando una larga tradición en Estados Unidos que se vio interrumpida durante el gobierno de Donald Trump.

Los canes aparecen recorriendo los jardines de la residencia presidencial con el obelisco de Washington en el fondo, en un video publicado por el portavoz de la primera dama Jill Biden, Michael LaRosa.  

«Champ disfruta su nueva poltrona cerca de la estufa y Major ama correr en el jardín sur», contó LaRosa el lunes en CNN a través de un comunicado.

Los perros, ambos ovejeros alemanes, siguen las huellas de Bo, el perro de agua portugués de los Obama, y Barney, el terrier escocés de los Bush.

Trump, conocido por su fobia a los gérmenes, rompió con esa tradición presidencial -al igual que con muchas otras- y nunca tuvo una mascota en la Casa Blanca.

(25/01/2021)

Comparte y opina:

Biden anula prohibición de Trump de que personas transgénero sirvan en las FFAA

La Casa Blanca indicó que "una fuerza inclusiva es una fuerza más efectiva". "En pocas palabras, eso es lo correcto y es de nuestro interés nacional"

Los miembros del servicio transgénero ya no estarán sujetos a la posibilidad de ser despedidos o separados por motivos de identidad

Por AFP

/ 25 de enero de 2021 / 13:35

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anuló este lunes la prohibición de su predecesor Donald Trump de que las personas transgénero sirvan en las fuerzas armadas, una decisión considerada discriminatoria.  

En presencia del secretario de Defensa, Lloyd Austin, y del jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, Biden firmó un decreto por el cual «todos los estadounidenses calificados para servir en las fuerzas armadas de Estados Unidos deberían poder hacerlo», informó la Casa Blanca.

«El presidente Biden cree que la identidad de género no debe ser un obstáculo para el servicio militar y que la fuerza de Estados Unidos radica en su diversidad», agregó en un comunicado.

La Casa Blanca indicó que «una fuerza inclusiva es una fuerza más efectiva». «En pocas palabras, eso es lo correcto y es de nuestro interés nacional», aseguró.  

Datos

La medida revierte la controvertida decisión de Trump de julio de 2017 de prohibir que las personas transgénero sirvan «en cualquier capacidad» en las fuerzas armadas.  

Como comandante en jefe, el presidente de Estados Unidos tiene una enorme libertad para establecer las políticas del Pentágono.  

Al final de su mandato, el expresidente demócrata Barack Obama, de quien Biden fue vicepresidente ocho años, estableció que las fuerzas armadas comenzaran a recibir reclutas transgénero el 1 de julio de 2017.  

Su sucesor republicano primero pospuso la fecha límite hasta el 1 de enero de 2018, luego decidió cancelar completamente la medida. Según Trump, la política de la era de Obama era disruptiva y costosa y erosionaba la preparación militar y la camaradería entre las tropas.  

Pero en la orden de Biden que anula la prohibición de Trump, la Casa Blanca citó un estudio de 2016 que encontró que «permitir que las personas transgénero sirvan abiertamente en el ejército de Estados Unidos tendría solo un impacto mínimo en la preparación militar y el costo de la atención médica».  

«Los miembros del servicio que sean transgénero ya no estarán sujetos a la posibilidad de ser despedidos o separados por motivos de identidad de género», señaló el comunicado de la Casa Blanca.

(25/01/2021)

Comparte y opina:

Absuelven a seis exagentes de Pinochet condenados por homicidio de expresidente Frei Montalva

El tribunal alegó en su fallo que los hechos imputados a los condenados en el juicio de primera instancia "no resultan subsumibles en la descripción típica del delito de homicidio"

Eduardo Frei Montalva fue asesinado en 1982

Por AFP

/ 25 de enero de 2021 / 13:26

La Corte de Apelaciones de Santiago revocó este lunes un fallo en primera instancia y absolvió a seis colaboradores de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) condenados hace casi dos años por el homicidio del expresidente chileno Eduardo Frei Montalva en 1982.

El tribunal alegó en su fallo que los hechos imputados a los condenados en el juicio de primera instancia «no resultan subsumibles en la descripción típica del delito de homicidio por el que se formuló acusación».

Según esta sentencia, los hechos no logran acreditar que la muerte de Frei Montalva, presidente de Chile entre 1964 y 1970, ocurrida en la clínica Santa María de Santiago el 22 de enero de 1982, en plena dictadura, «sea imputable a alguna acción dolosa o culposa de uno o más terceros».

El 30 de enero de 2019, tras más de 15 años de investigación, el juez Alejandro Madrid decidió condenar a los seis acusados por «homicidio luego de una intervención quirúrgica» a la que se sometió el expresidente.

El magistrado estableció una pena de 10 años de cárcel para el médico Patricio Silva Garín como autor del delito de homicidio, por encabezar la operación para suministrarle veneno a Frei hasta provocarle la muerte a los 71 años.

En tanto, se condenó a siete años de cárcel a Luis Becerra Arancibia, chófer personal del mandatario e informante de la inteligencia de la dictadura, y a Raúl Lillo Gutiérrez, agente civil de la Central Nacional de Inteligencia (CNI), como coautores del mismo delito.

El doctor Pedro Valdivia fue condenado a cinco años de presidio como cómplice, y los médicos forenses Helmar Rosenberg y Sergio González, a tres años de cárcel en calidad de encubridores, pena que deberín cumplir mediante la remisión condicional.

Estas condenas y hechos fueron consideradas en el fallo de la Corte de Apelaciones como no acreditables del delito de homicidio.

El tribunal agregó que «la muerte de Eduardo Frei Montalva puede razonablemente explicarse por la sucesión de acontecimientos que, conforme se manifestó, comenzaron con su intervención quirúrgica el 18 de noviembre de 1981 y los diversos trastornos» derivados, según sostiene una explicación médica, precisó el fallo.

Esta sentencia podrá ser recurrida por la familia del expresidente Frei Montalva a través de un recurso de casación ante la Corte Suprema, última instancia posible.

(25/01/2021)

Comparte y opina:

El símbolo español de la lucha contra el COVID se apea en plena tercera ola

Salvador Illa abandonará el martes su puesto al frente del Ministerio de Sanidad, que ocupó durante un año dedicado a dirigir la estrategia frente a la pandemia

Illa durante un acto en presencia del rey Felipe VI

Por AFP

/ 25 de enero de 2021 / 13:15

Emblema de la lucha contra el COVID-19 en España, lo que catapultó su imagen pero también lo volvió blanco de críticas por su gestión, el ministro de Sanidad de España deja el cargo en plena escalada de contagios para competir en las elecciones de Cataluña.

Siempre de traje oscuro y con rostro serio adornado con anteojos de pasta negra, Salvador Illa abandonará el martes su puesto al frente del Ministerio de Sanidad, que ocupó durante un año dedicado a dirigir la estrategia frente a la pandemia del nuevo coronavirus.

Una gestión que le ha dado una gran visibilidad, con sus frecuentes alocuciones televisivas para informar de la situación sanitaria, pero que también le ha valido duras reciminaciones, en tanto que España es uno de los países europeos con las cifras más escalofriantes: cerca de 56.000 fallecidos y 2,5 millones de contagios.

«Ha tenido detractores y defensores, como cualquier ministro al que le toque gestionar una situación tan compleja, más aún en un estado descentralizado como el español» donde las regiones son competentes en materia de salud y el ministerio de Sanidad carece de mayores atribuciones, resume a la AFP la politóloga de la Universidad de Zaragoza, Cristina Monge.

Apuntes

La principal baza del político catalán es su «talante tranquilo, dialogante y sereno», dice Monge. Algo que quedó en evidencia en junio cuando causó sorpresa durante una rendición de cuentas en el Congreso de los Diputados agradeciendo una por una las intervenciones de la oposición.

Pero desde un punto estrictamente sanitario, «España es uno de los países que lo ha hecho peor» frente al coronavirus, indicó Salvador Macip, investigador en las Universidades de Leicester y Abierta de Cataluña, aunque matizando que «es muy difícil atribuir la culpa» solo a Illa en un país tan descentralizado como España.

Macip, para quien fue un «error máximo» haber relajado las restricciones durante las fiestas navideñas, censura a Illa por dejar el cargo en medio de la tercera ola: «Si realmente estás haciendo un trabajo bueno, tienes la responsabilidad de quedarte ahí hasta que se acabe».

(25/01/2021)

Comparte y opina:

Populismo y pandemia, los desafíos del reelecto presidente portugués

El jefe del Estado no tiene ningún poder ejecutivo pero juega un papel de árbitro cuando hay crisis políticas y puede disolver el Parlamento

Marcelo Rebelo de Sousa pronuncia su discurso de victoria luego de ser reelegido como presidente de Portugal

Por AFP

/ 25 de enero de 2021 / 13:07

Veinticuatro horas después de una reelección que confirmó su popularidad, el presidente de centroderecha portugués tendrá desde este lunes un rol clave frente a la irrupción de la extrema derecha, pero también ante un gobierno de izquierda superado por la pandemia.

Marcelo Rebelo de Sousa «refuerza su poder en plena tormenta política», titula en primera página el diario de referencia Publico.

El jefe de Estado fue reelegido ya en la primera vuelta con 60,7% de los votos, mientras que el populista André Ventura obtuvo 11,9% –medio millón de votos– y a punto estuvo de superar a la socialista disidente Ana Gomes, segunda con 13%.

La elección del domingo «confirma la popularidad y legitimidad» del candidato saliente pero también «el ascenso meteórico de la derecha radical populista» asegura el politólogo Antonio Costa Pinto, del Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de Lisboa.

En Portugal, el jefe del Estado no tiene ningún poder ejecutivo pero juega un papel de árbitro cuando hay crisis políticas y puede disolver el Parlamento para convocar elecciones legislativas anticipadas.

Según un sondeo efectuado el domingo a los electores que votaron en la presidencial, los socialistas del primer ministro Antonio Costa siguen siendo la primera fuerza política del país, pero no alcanzan la mayoría absoluta que tampoco obtuvieron en octubre de 2019.

«Chega», el antisistema

Su rival de centro derecha, el Partido social-demócrata (PSD), está en claro retroceso mientras que el partido antisistema «Chega» («Basta») obtendría 9% de intenciones de voto, casi el resultado obtenido por su fundador André Ventura en la presidencial del domingo.

Según el analista Antonio Costa Pinto, este sondeo confirma que toda la derecha portuguesa está en plena «reconfiguración», ya que «Chega se ha convertido en un elemento fundamental para la constitución de un gobierno de derecha».

Y ello, agrega, porque en Portugal no existe un «cordón sanitario» para mantener a los populistas al margen del poder, como lo demuestra el acuerdo con Chega para que el PSD pudiera recuperar el control del gobierno regional de las Azores, en noviembre pasado.

Según este analista, Chega tiene aún margen de progresión en un país donde las encuestas de opinión demuestran que cerca del 20% del electorado podría ser receptivo a su mensaje.

Al constatar la magnitud de su progresión, André Ventura se dirigió de inmediato a los dirigentes del PSD, y advirtió: «No habrá gobierno sin Chega».

«Portugal entra en uno de los períodos más complejos de su historia reciente» opina la politóloga Paula Espirito Santo, del Instituto superior de ciencia Sociales y Políticas.

Devastadora pandemia

Según ella, el desafío populista ha venido a agregarse a una pandemia que devasta el país, el más duramente golpeado del mundo en las dos últimas semanas, así como a la crisis económica y social que provoca el nuevo coronavirus.

Como el jefe de Estado portugués solo puede cubrir dos mandatos consecutivos, Marcelo Rebelo de Sousa tendrá ahora una «mayor libertad» para intervenir en el juego político, según esta analista.

En su discurso de victoria, el presidente prometió convertir la lucha contra la pandemia en su «primera prioridad», pese a que le corresponde en primer lugar al gobierno socialista de Antonio Costa librar ese combate.

Pero el ejecutivo, que llegó al poder gracias a una izquierda radical que ha decepcionado, tiene dificultades ante la explosión de casos de coronavirus y la congestión en los hospitales portugueses.

Costa impuso hace semana y media un segundo confinamiento general, que había intentado evitar durante dos meses. El lunes, su ministra de Salud, Marta Temido, reconoció que el país atraviesa «un momento crítico».

(25/01/2021)

Comparte y opina: