La Revista

viernes 4 dic 2020 | Actualizado a 10:16

Sepa quiénes fueron los principales ganadores de los premios Grammy Latino

Natalia Lafourcade, Residente, Carlos Vives, Rosalía y Ozuna fueron algunos de los ganadores de los premios Grammy Latino de la música en español y portugués.

Natalia Lafourcade ya había ganado antes los premios. Foto: AFP-archivo

Por AFP

/ 20 de noviembre de 2020 / 01:25

Natalia Lafourcade, Residente, Carlos Vives, Rosalía y Ozuna fueron algunos de los ganadores de los premios Grammy Latino de la música en español y portugués, que se entregaron este jueves en Miami en una ceremonia sin público ni alfombra roja por la pandemia.

A continuación, los ganadores de la mayoría de los 53 rubros entregados en Miami por la Academia Latina de la Grabación:

Grabación del Año: Contigo, de Alejandro Sanz

Álbum del Año: Un canto por México, Vol. 1, de Natalia Lafourcade

Canción del Año: René, de Residente

Mejor Nuevo Artista: Mike Bahía

Mejor Canción Pop: Tutu, de Camilo y otros (por Camilo y Pedro Capó)

Mejor Álbum de Música Ranchera/Mariachi: Hecho en México, de Alejandro Fernández

Mejor Álbum Cantautor: Mesa para dos, de Kany García

Mejor canción tropical: Canción para Rubén, de Rubén Blades y Carlos Vives

Mejor Álbum Vocal Pop: Pausa, de Ricky Martin

Mejor Álbum Vocal Pop Tradicional: Compadres, de Andrés Cepeda & Fonseca

Mejor Fusión/Interpretación Urbana: Yo x ti, tú x mí, de Rosalía y Ozuna

Mejor Interpretación Reggaetón: Yo perreo sola, de Bad Bunny

Mejor Álbum de Música Urbana: Colores, de J Balvin

Mejor Canción de Rap/Hip Hop: Antes que el mundo se acabe, de Residente

Mejor Canción Urbana: Yo x ti, tú x mí, de Ozuna y Rosalía

Mejor Álbum de Rock: Dónde jugarán lxs niñxs? (Desde El Palacio de los Deportes), de Molotov

Mejor Canción de Rock: Biutiful, de Mon Laferte

Mejor Álbum Pop/Rock: La conquista del espacio, de Fito Páez

Comparte y opina:

Cannabis terapéutico: de medicina ilegal a prometedora industria en Argentina

La reciente legalización del autocultivo de cannabis para uso terapéutico en Argentina "devuelve la sonrisa" a usuarios de esta medicina

Cultivo de cannabis

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 09:13

La reciente legalización del autocultivo de cannabis para uso terapéutico en Argentina «devuelve la sonrisa» a usuarios de esta medicina y a los que apuestan por el desarrollo de esta industria que genera empleos y divisas.

«Luchamos porque sabemos de lo que es capaz la planta de marihuana. íMejora tanto la calidad de vida!. Lo primero que logra es una sonrisa en los que la utilizamos. No hay otra medicación en el mercado farmacéutico que te dé una sonrisa», dice a la AFP Valeria Salech, fundadora de la oenegé Mamá Cultiva en Argentina, inspirada en su similar de Chile.

Su hijo Emiliano, de 14 años, fue diagnosticado con epilepsia y autismo. Desde bebé repetía convulsiones nocturnas y alguien le habló del uso de cannabis para tratar la epilepsia. Frente al «no absoluto» de la neuróloga que trataba a su hijo, Valeria no se dio por vencida. Emiliano comenzó a tomar recina de cannabis a los 8 años. Todo mejoró.

Según Salech, el cannabis logra en epilepsia lo que ninguna otra medicación: «frena las convulsiones en el mismo momento en que suceden», explica.  

«Lo que lamento es haber perdido tiempo. Fue muy doloroso. Mi enojo fue que no me dieron la posibilidad de elegir. Desde Mamá Cultiva nos estamos ocupando de que nadie más llegue tarde a esta medicina», sostiene Salech, quien cultivó el cannabis años antes de que fuera legal hacerlo.

(04/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Una sonda espacial japonesa trae de vuelta muestras de asteroide

Las muestras, recogidas durante dos fases cruciales de la misión el año pasado, se encuentran en una cápsula que se separará de Hayabusa-2 a unos 220.000 kilómetros sobre la Tierra

Conferencia de prensa en la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón JAXA sobre la misión

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 08:50

Después de seis años en el espacio, la sonda japonesa Hayabusa-2 vuelve a casa, pero sólo de visita, para entregar valiosas muestras de asteroide, antes de iniciar una nueva misión.  

Esta nave del tamaño de un frigorífico, lanzada en diciembre de 2014, logró posarse sobre un asteroide a unos 300 millones de kilómetros de la Tierra y recoger materiales.   Pero su trabajo aún no ha terminado: los científicos de la agencia espacial japonesa (JAXA) prevén prolongar su misión más de diez años, con la mira puesta en dos nuevos asteroides.

Antes de esto, Hayabusa-2 debe entregar un centenar de miligramos de partículas del asteroide Ryugu –«palacio del dragón» en japonés– que proporcionarán, o eso esperan los científicos, pistas sobre el nacimiento del sistema solar hace 4.600 millones de años.  

Estos materiales podrían explicar «cómo está dispersada la materia en el sistema solar, por qué existe en el asteroide y cómo está relacionada con la Tierra», declaró el jefe del proyecto Yuichi Tsuda a los periodistas.  

Las muestras, recogidas durante dos fases cruciales de la misión el año pasado, se encuentran en una cápsula que se separará de Hayabusa-2 a unos 220.000 kilómetros sobre la Tierra y después caerá en el desierto del sur de Australia el domingo temprano.

«Quizás podemos obtener sustancias que nos darán indicios sobre el nacimiento de un planeta y el origen de la vida», indicó a la prensa el jefe de la misión Makoto Yoshiwaka.

Protegidas de la luz del sol y de las radiaciones en el interior de la cápsula, las muestras serán recuperadas, tratadas y después enviadas en avión a Japón.  

La mitad de la materia será compartida entre la JAXA, la NASA y organizaciones internacionales, y el resto será conservado para futuros estudios a medida que avance la tecnología analítica.

(04/12/2020)

Comparte y opina:

La escéptica Iglesia ortodoxa atrapada por el coronavirus en Grecia

Entre los enfermos figura el arzobispo Iéronymos, de 82 años, jefe de la influyente Iglesia ortodoxa, no separada del Estado en Grecia

Sacerdotes y obispos griegos ortodoxos

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 08:38

La poderosa Iglesia ortodoxa griega, hasta ahora ampliamente escéptica e incluso hostil a las medidas impuestas contra el coronavirus, debe hacer frente a la realidad de la pandemia, después de la contaminación de cinco prelados.

La Iglesia «al principio no se dio cuenta de la magnitud del problema», explica Chrysostomos Stamoulis, profesor de teología en la Universidad de Salónica. Pero el mes pasado, al menos cinco prelados se contagiaron del el nuevo coronavirus, y uno de ellos murió.

Entre los enfermos figura el arzobispo Iéronymos, de 82 años, jefe de la influyente Iglesia ortodoxa, no separada del Estado en Grecia.  

También, en el Monte Athos, los monjes recluidos no se salvaron del virus, a pesar de su aislamiento en un macizo montañoso del norte de Grecia.

Si bien el Estado griego prohibió los servicios religiosos, al igual que cualquier reunión pública, las iglesias permanecieron abiertas durante el primer confinamiento de la primavera boreal, así como también durante el segundo, iniciado el 7 de noviembre.

Una indulgencia que acarrea numerosas críticas hacia el gobierno conservador de Kyriakos Mitsotakis, cuyos vínculos con la Iglesia son estrechos.

Las imágenes, denunciadas por la oposición, mostraban a miembros del clero sin máscara ni distanciamiento social, e incluso dando la comunión.

El mismo monseñor Iéronymos, mucho antes de su hospitalización, había insistido en la importancia de continuar el ritual de la comunión, a pesar de las reticencias de los científicos. «Sin la comunión no hay Iglesia», dijo al diario Kathimerini en primavera.

Poco después del inicio del segundo confinamiento, la asociación de sacerdotes griegos se quejó de medidas «excesivas» que «obstaculizan la libertad de religión».

(04/12/2020)

Comparte y opina:

Pandemia se agrava en EEUU y Brasil, y deja más de 1,5 millones de muertes en el mundo

Desde que la pandemia fue detectada en China en diciembre de 2019, se han registrado en todo el mundo 65.084.394 casos y 1.504.984 muertos

Trabajadores aseguran un sudario sobre el cuerpo de un paciente que sucumbió al coronavirus COVID-19

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 08:27

La pandemia de coronavirus dejó más de 1,5 millones de muertos en el mundo y se está acelerando en Estados Unidos, que batió su récord de casos diarios, y en Brasil, que superó la barrera de 175.000 muertes, mientras que varios países ya preparan sus planes de vacunación masiva.  

Desde que la pandemia fue detectada en China en diciembre de 2019, se han registrado en todo el mundo 65.084.394 casos y 1.504.984 muertos, según un recuento de la AFP el viernes.

Y desde el 24 de noviembre se han reportado un promedio de más de 10.000 nuevas muertes por día en el planeta, un nivel nunca antes alcanzado.

Estados Unidos, el país más afectado con 276.000 muertes por COVID-19, registró el jueves más de 210.000 contagios en un solo día, un récord absoluto desde el comienzo de la pandemia, según datos de la Universidad Johns Hopkins.  

En California, «las hospitalizaciones aumentaron un 86% solo en los últimos 14 días», dijo el gobernador Gavin Newsom, quien anunció que se prohibirán reuniones y actividades no esenciales para evitar saturar los hospitales.  

Los responsables de salud de Estado Unidos advirtieron que los viajes de millones de estadounidenses por el Día de Acción de Gracias hace una semana podrían causar «un brote que se sume al brote», según el inmunólogo Anthony Fauci.   Fauci, blanco de virulentos ataques del presidente saliente Donald Trump, fue invitado por el presidente electo Joe Biden a unirse a su equipo sobre el COVID-19.

(04/12/2020)

Comparte y opina:

Contenedores súper aislantes para transportar la vacuna contra el COVID-19

El enorme desafío logístico consistirá en mantener frías las miles de millones de dosis de vacuna que viajarán por el mundo

Un empleado de la empresa alemana Va-Q-Tec llena hielo seco en un contenedor de enfriamiento aislado al vacío

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 08:19

A primera vista parecen cajas ordinarias, pero contienen una joya tecnológica: los contenedores de la empresa alemana Va-Q-Tec, campeones del aislamiento térmico, que transportarán las vacunas contra el COVID-19 por el planeta.

El Reino Unido se convirtió el miércoles en el primer país en aprobar la vacuna BioNTech/Pfizer, y las autoridades médicas de todo el mundo no tardarán en pronunciarse sobre las solicitudes de autorización presentadas por los laboratorios.

El enorme desafío logístico consistirá en mantener frías las miles de millones de dosis de vacuna que viajarán por el mundo. La de BioNTech/Pfizer necesita -70 grados para conservarse.

Joachim Kuhn dirige una PYME puntera en materiales súper aislantes que ayudan a mantener la cadena de frío. Compara sus productos con el funcionamiento de «grandes termos».

En los hangares de la empresa Va-Q-Tec, con sede en Wurzburgo, Baviera, se despliega un trajín de máquinas elevadoras alrededor de trabajadores que ensamblan paneles con cola o fabrican revestimientos al vacío para equipar las cajas.

Le puede interesar…

Frío polar

Gracias al uso de una tecnología que utiliza partículas de sílice, se puede mantener una temperatura constante, que va desde unos grados de refrigeración hasta el frío polar, durante diez días.

A mediados de noviembre, Va-Q-Tec anunció un acuerdo para el suministro de contenedores térmicos con «un fabricante farmacéutico internacional de primer orden» de la vacuna contra el COVID-19, pero agregó que el secreto profesional le impedía citarlo. Los medios de comunicación han mencionado la posibilidad de que se trate de Pfizer.

En total, la PYME está implicada «en 30 a 40 proyectos» relacionados con la vacunación contra el COVID-19 en todo el mundo, afirma Kuhn.

Va-Q-Tec construirá «más de 10.000 contenedores el año que viene», contra una flota de 2.500 hasta la fecha, que propone para alquiler, añade el director.

Incluso a temperaturas muy bajas, estos materiales solo necesitan un mínimo de hielo seco, otra ventaja cuando los recursos de este nuevo oro blanco son limitados. Funcionan sin motor eléctrico para enfriar, a diferencia de los súper frigoríficos.

La compañía también planea fabricar más de 100.000 cajas del tamaño de las neveras para pícnic, en comparación con las 25.000 que tiene en stock.

«Nuestros equipos están preparados» y las dos fábricas del grupo, situadas en Alemania, funcionarán noche y día, asegura Kuhn.

En el pasado, Va-Q-Tec ya se ha ganado la confianza de una clientela de laboratorios para el transporte a muy baja temperatura de Ingredientes Farmacéuticos Activos (API, por sus siglas en inglés).

Para países cálidos

Ante el desafío de los envíos de vacunas a África, América Latina o parte del sudeste asiático, con altas temperaturas e infraestructuras deficientes, Va-Q-Tec ha ideado una solución: un contenedor más ligero, revestido de cartón reciclable y entregado en piezas que serán ensambladas en el lugar.

Una innovación más para esta antigua empresa emergente, lanzada en 2001 por Kuhn, estudiantes de la Universidad de Wurzburgo y el Centro Bávaro de Investigación Energética Aplicada (ZAE), partiendo de investigaciones sobre materiales aislantes poco voluminosos.

La compañía emplea ahora a 500 personas en el mundo, con una facturación de 65 millones de euros (79 millones de dólares) en 2019.

Cotiza en la Bolsa de Fráncfort desde 2016. Su capitalización ha subido en las últimas semanas hasta los 500 millones de euros (600 millones de dólares), todavía muy lejos de los miles de millones de otras compañías alemanas de biotecnología como los laboratorios BioNTech o Curevac, que han optado por cotizar en el Nasdaq estadounidense.

El mercado de los contenedores térmicos, también codiciado por la estadounidense Csafe y la sueca Envirotainer, crece un 10% cada año. Va-Q-Tec cree poder superarlo ya que viene creciendo entre el 20 y el 30% desde hace más de una década.   La tecnología térmica de Va-Q-Tec podría utilizarse en refrigeradores de alta gama, el aislamiento de edificios, el revestimiento de tuberías y calderas e incluso en el sector aéreo y automovilístico, comenta Guido Hoymann, analista de Metzler.

Una vez que termine la fase de vacunación del COVID, Kuhn está convencido de que no acabarán con una «una gran flota de contenedores sin usar».

(04/12/2020)

Comparte y opina:

Últimas Noticias