domingo 17 ene 2021 | Actualizado a 05:38

La sombra de Hayat Boumeddiene, viuda radical y fugitiva, planea sobre el caso de 2015

Hayat Boumeddiene y Amédy Coulibaly, dos de los protagonistas de los atentados de hace cinco años en Francia

Por AFP

/ 9 de septiembre de 2020 / 07:33

Hayat Boumeddiene, la compañera de Amédy Coulibaly y gran ausente del juicio de los atentados de enero de 2015 en Francia, escapa a la Justicia desde hace cinco años

Un testimonio reciente dice que estaría en Irak o Siria. Hayat Boumeddiene, la compañera de Amédy Coulibaly y gran ausente del juicio de los atentados de enero de 2015 en Francia, escapa a la Justicia desde hace cinco años.

Los años pasan y la última imagen conocida de esta francesa de origen argelino es la de una silueta pequeña, de rostro redondo cubierto por un velo claro, que pasa por un control de seguridad en el aeropuerto de Madrid el 2 de enero de 2015.

Boumeddiene, de 26 años en ese momento, estaba a punto de volar a Turquía, para después ir a Siria, unos días antes de que Coulibaly y los hermanos Said y Chérif Kouachi mataran a 12 colaboradores de la publicación satírica Charlie Hebdo y a cuatro judíos en un supermercado de productos kósher en París.

El complejo perfil de «la mujer más buscada de Francia» fue trazado esta semana por el tribunal especial de París, encargado de juzgar estos ataques que en 2015 consternaron a Francia y al mundo y marcaron el inicio de una serie de atentados islamistas en esa nación europea.

Pero tendrá que hacerlo sin su presencia. La joven, acusada de asociación criminal terrorista, es juzgada en ausencia al igual que otros dos acusados de brindar apoyo a los atacantes, los hermanos Belhoucine.

Las Preguntas Clave

¿Qué sabía de los atentados? ¿Contribuyó a su ejecución de alguna manera? La Fiscalía no tiene ninguna duda de ello. Hace hincapié en su adhesión total a la ideología yihadista y en el apoyo logístico que habría brindado para preparar los ataques.

En sus últimas pruebas de vida autentificadas —llamadas pasadas de Siria e interceptadas por la Policía francesa en 2015—, la mujer asegura que no estaba al tanto de nada y que no hizo más que seguir las instrucciones de su compañero que le ordenó ir a Siria y jurar lealtad al Estado Islámico (EI).

Pero, al mismo tiempo, dice estar encantada de que la «traten como a una princesa» por ser la viuda de un «mártir» y que no lamenta los atentados.

Después de eso se perdió su rastro hasta la primavera pasada cuando, de acuerdo con la cadena pública de televisión France 2, una francesa que estaba en la zona siriairaquí dijo que la vio en octubre de 2019 en el inmenso campo de refugiados sirio AlHol, donde viven 10.000 mujeres y niños yihadistas extranjeros. Desde entonces se habría escapado, tal vez a Idlib, uno de los últimos bastiones yihadistas en Siria.

La Justicia francesa comenzó a interesarse en Boumeddiene en 2010. Tres años antes, había conocido, a través de un amigo, a Coulibaly, que estaba entonces en la cárcel por un caso de robo y de estupefacientes y que se radicalizó en prisión.

Ella ya practicaba el Islam, que le ayudó a sentirse «en paz» después de una adolescencia «difícil», según la Policía. Perdió a su madre a los seis años y durante años pasó de una familia de acogida a otra.

Él se radicalizó en la cárcel a partir de 2008 junto a Chérif Kouachi y a Djamel Beghal, un ex miembro del GIA argelino y figura del Islam radical.

La pareja se casó religiosamente en 2009 según la tradición rigorista. Quedaron atrás para siempre las fotos donde sonreían en shorts de baño y bikini en una playa. En 2010, se escenificaron a sí mismos en la moda yihadista, ella con un velo y armada con una ballesta y él con un arma.

En 2010 Coulibaly fue encarcelado nuevamente por haber participado en el intento de fuga de un argelino condenado por un atentado contra un tren de suburbios en París en 1995. Fue en ese entonces que la Policía interrogó por primera vez a Boumeddiene y notó su retórica radicalizada.

Coulibaly fue liberado en 2014. En los meses previos a los ataques, la pareja hizo el peregrinaje a la Meca y acumuló dinero en efectivo a través de estafas y vaciando sus cuentas bancarias.

Según la fiscalía, «no podía ignorar que ese dinero se utilizaría para fines terroristas». La Justicia también sospecha que fue la mensajera entre Coulibaly y Chérif Kouachi a través de las numerosas llamadas (más de 500 en 2014) intercambiadas con la esposa de este último.

Después de su fuga, Boumeddiene afirmó claramente ser miembro del EI. En una publicación del grupo de febrero de 2015, expresó su «satisfacción» por haber emigrado «a una tierra en la que se aplica la ley de Alá» y dijo que su compañero quería hacer lo mismo «pero esto le habría impedido llevar a cabo la operación que había planeado en Francia».

«¡Es genial!», le dijo a su hermana por teléfono en abril de 2015, deseándose el mismo destino que su compañero: «la muerte como mártir» generacional al frente de la publicación.

Un hombre fuertemente armado es arrestado cerca del Capitolio de EEUU

Beeler fue arrestado por cargos que incluyen posesión de un arma de fuego no registrada y posesión ilegal de municiones, según un informe policial

La vigilancia en el Capitolio de EEUU. Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de enero de 2021 / 22:59

Un hombre fuertemente armado fue arrestado en Washington cuando intentaba pasar por uno de los numerosos puntos de control cerca del Capitolio, donde el presidente electo Joe Biden será investido en unos días, según un reporte policial.

Wesley Allen Beeler, originario de Virginia, se presentó en la noche del viernes en un punto de control a algunos metros del Capitolio, según detalla un reporte de policía consultado el sábado por la AFP, confirmando una información de CNN.

El hombre intentó usar una credencial falsa de la investidura para acceder al área restringida donde se realizará la ceremonia, según un documento presentado en el Tribunal Superior de Washington, DC.

La Policía encontró una pistola cargada y más de 500 cartuchos de municiones en posesión del hombre, que fue arrestado. En su camioneta también fueron halladas pegatinas en defensa del derecho al porte de armas.

Beeler fue arrestado por cargos que incluyen posesión de un arma de fuego no registrada y posesión ilegal de municiones, según un informe policial

Ante el violento asalto al Capitolio por partidarios de Trump el 6 de enero, Washington tomó medidas los últimos días y parece un campamento atrincherado, con bloques de hormigón y alambres de púas.

Las autoridades temen nuevos problemas al margen de la ceremonia de investidura del presidente electo, Joe Biden, el 20 de enero. Pero también que la posible violencia en la capital se replique en otros puntos del país.

Se han movilizado miembros de la Guardia Nacional en varios estados y se han levantado vallas alrededor de algunos parlamentos locales, como en California y Minnesota.

Normalmente, la ceremonia de investidura es una oportunidad para que cientos de miles de estadounidenses acudan a la capital cada cuatro años y adquieran todo tipo de productos que llevan la imagen de su presidente, antes de verlo prestar juramento en las escalinatas del Capitolio.

Pero el evento tendrá un sabor especial este año: el National Mall, la inmensa explanada a los pies del Capitolio, estará cerrada al público.

Solo se permitirá el ingreso a la zona a personas debidamente acreditadas y es probable que el número de soldados que patrullen la capital supere al de espectadores en el lugar.

(16/01/2021)

Comparte y opina:

Biden promete firmar desde el día de su investidura decretos sobre pandemia y economía

Estados Unidos se está acercando rápidamente a los 400.000 muertos por la crisis de COVID-19 y registra más de un millón de casos nuevos por semana a medida que el coronavirus se propaga sin control.

Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de enero de 2021 / 22:56

El presidente electo Joe Biden firmará una serie de decretos desde el próximo miércoles, día de su investidura, para atender asuntos como la pandemia, la crisis económica, el cambio climático y la injusticia racial en Estados Unidos, dijo el sábado uno de sus consejeros.

«Todas estas crisis demandan acción urgente», dijo quien será su jefe de gabinete, Ron Klain, en un comunicado, añadiendo que Biden firmará «cerca de una docena» de decretos tras su ceremonia de investidura el miércoles.

«En sus primeros 10 días en el cargo, el presidente electo Biden tomará acciones decisivas para atender estas cuatro crisis, prevenir otros daños urgentes e irreversibles y restaurar la posición de Estados Unidos en el mundo», añadió Klain.

Al recibir la Casa Blanca de Donald Trump, Biden también heredará una serie de desafíos.

Estados Unidos se está acercando rápidamente a los 400.000 muertos por la crisis de COVID-19 y registra más de un millón de casos nuevos por semana a medida que el coronavirus se propaga sin control.

La economía también está débil, con 10 millones de empleos menos disponibles en comparación con el comienzo de la pandemia. Y los consumidores y las empresas estadounidenses están luchando por mantenerse a flote.

Biden reveló esta semana planes para obtener $us 1,9 billones para reactivar la economía a través de nuevos pagos de estímulo y otras ayudas, y dijo que planea acelerar los esfuerzos para distribuir la vacuna contra el COVID-19 en todo el país.

Como prometió anteriormente, en el día de su investidura, Biden firmará decretos que incluyen un plan para que el país se una nuevamente al acuerdo climático de París y para revertir la prohibición de Trump a la entrada de personas de ciertos países de mayoría musulmana a Estados Unidos, según el comunicado de Klain.

«El presidente electo Biden tomará medidas, no solo para revertir los daños más graves de la administración Trump, sino también para comenzar a hacer avanzar a nuestro país», dijo Klain.

(16/01/2021)

Comparte y opina:

‘Nos echaron como perros’, dice Olga mientras camina hacia EEUU con su familia

Ramírez, de 28 años, es una de los casi 9.000 migrantes que entre el viernes y el sábado ingresaron a Guatemala por el paso El Florido. Planea tratar de pasar hacia México.

Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de enero de 2021 / 22:54

Olga era vendedora ambulante en una terminal de buses en Honduras. Pero de un momento a otro el lugar fue privatizado, «cerraron todo y nos echaron como perros», recuerda. Ahora camina por Guatemala rumbo a Estados Unidos, junto con su esposo y sus cuatro hijos.

Olga Ramírez, de 28 años, es una de los casi 9.000 migrantes que entre el viernes y el sábado ingresaron a Guatemala por el paso El Florido, 220 kilómetros al este de Ciudad de Guatemala. Planea recorrer más de 450 km rumbo al norte, para tratar de pasar hacia México.

Recuerda que los sacaron de la terminal del municipio de Danlí, en el departamento hondureño del Paraíso. El alcalde decidió privatizar y por ello se vieron en la necesidad de salir a vender a las calles y poner en riesgo la salud debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

«Nos echaron como perros (del terminal donde trabajaba), como basura, como si no valiéramos nada en el país y no tengo una profesión para mantener a mi familia», cuenta la mujer a la AFP. Seca sus lágrimas sin perder el paso, andando por un lado de la carretera, con su hijo de tres años en brazos.

Junto a ella van su esposo Ángel y su hermano Jairo, así como sus otros hijos de 8, 6 y 5 años. Los dos últimos van sentados en un cochecito de metal para bebés, que por momentos parece que fuera a colapsar.

Unos 4.500 migrantes entraron la noche del viernes a territorio guatemalteco por la frontera El Florido, tras romper los cercos de policías y militares que pretendían impedir su ingreso. Pasaron por alto la exigencia de presentar documentos en regla y una prueba negativa de COVID-19.

A ellos se sumaron dos grupos más durante la madrugada y la mañana del sábado, totalizando unas 9.000 personas, según las autoridades migratorias.

Los migrantes dicen huir de una Honduras fuertemente golpeada por el paso de los huracanes Eta e Iota en noviembre y la falta de empleo causada por la pandemia, que se suman a los males endémicos de un país acribillado por la violencia asociada a las pandillas y el narcotráfico.

La caravana también está alentada por la esperanza de una flexibilización en la política migratoria de Estados Unidos, cuando asuma el presidente electo, Joe Biden, el próximo 20 de enero, posibilidad que Washington ya descartó.

Antes, México también advirtió que no permitirá el paso irregular de personas.

Olga lleva una mochila y usa sandalias para enfrentar la caminata. Lleva un cubrebocas como protección por la pandemia y reconoce el peligro de viajar con sus cuatro hijos.

«Si nos quedamos en Honduras nos arriesgamos a comer un día y otro no y si salimos del país nos arriesgamos a que algo nos pase. Pero si lo logramos y llegamos a Estados Unidos y nos dan asilo político llevamos la meta trabajar y mantener a nuestra familia», anhela.

«Vengo hasta pidiendo (ayuda) para poder darle el sustento a mis hijos, porque allá no hay nada, no hay trabajo y mis hijos aguantan hambre y todo, por el desempleo y no hay apoyo ni del gobierno», lamenta.

«Debilitar la caravana»

En tanto, Jairo, el hermano de Olga, estima que el gobierno guatemalteco busca debilitar el paso de la caravana. Por ello instaló puestos de seguridad en puntos estratégicos de la carretera que conduce a la frontera con México y sólo los dejan pasar a pie.

Si van en autobuses de pasajeros o en autostop con camiones, los bajan inmediatamente.

«Ellos (las autoridades guatemaltecas) no quieren que la caravana pase para Estados Unidos, quieren debilitar la caravana y tenemos derecho a migrar, salir de Honduras y salir de Guatemala y nos vamos a ir porque no nos van a detener», comenta desafiante.

En Guatemala rige un estado de «prevención», que permite a la policía el uso de la fuerza para romper concentraciones de personas.

«Somos pobres y nos quedamos sin trabajo. Se puso peor con las tormentas y la pandemia», cuenta Jairo, quien también era vendedor ambulante como su hermana.

(16/01/2021)

Comparte y opina:

EEUU niega haber fabricado pruebas contra exministro de México y pone en duda cooperación

Cienfuegos fue arrestado en Los Ángeles en octubre pasado por presunto narcotráfico antes de ser devuelto a su país en noviembre para un eventual juicio.

Cienfuegos, con el expresidente Peña Nieto. Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de enero de 2021 / 22:51

Estados Unidos rechazó este sábado la acusación hecha por el gobierno de México de que la DEA fabricó pruebas contra el exministro de Defensa mexicano Salvador Cienfuegos, y puso en duda la cooperación bilateral a futuro.

«Los documentos publicados por México (…) muestran que el dosier contra el general Cienfuegos no fue inventado», aseguró el Departamento de Justicia de Estados Unidos en un comunicado.

Pero eso no fue todo y el departamento expresó también su «profunda decepción tras la decisión de México de divulgar información compartida de forma confidencial».

Y agregó que «divulgar dicha información viola el Tratado de Asistencia Legal Recíproca entre México y Estados Unidos, y pone en cuestión si Estados Unidos puede continuar compartiendo información para apoyar las investigaciones criminales de México».

Cienfuegos fue arrestado en Los Ángeles en octubre pasado por presunto narcotráfico antes de ser devuelto a su país en noviembre para un eventual juicio.

Pero fue exonerado en México el jueves pasado. Las autoridades judiciales mexicanas concluyeron que Cienfuegos nunca se reunió con narcotraficantes ni tuvo comunicación con ellos.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, acusó públicamente el viernes a las autoridades estadounidenses, diciendo que no se puede «inventar delitos» y que nadie debería «ser tratado de esta manera».

Nueva acusación

Los investigadores estadounidenses afirman que tuvieron en sus manos miles de mensajes de texto que mostraban que a cambio de sobornos, el exministro había asegurado que no se llevaría a cabo ninguna operación militar contra el cartel mexicano H-2.

«El Departamento de Justicia de Estados Unidos está plenamente comprometido con sus investigaciones en este tema», reza el comunicado.

El departamento ya había dicho antes que se reservaba el derecho a iniciar una nueva acusación contra Cienfuegos, de 72 años, «si el gobierno de México no lo hace».

Antes del acuerdo de traslado con México, Estados Unidos acusaba al exministro de Defensa (2012-2018) del gobierno de Enrique Peña Nieto de presunto tráfico de drogas, lavado de dinero y asistencia al cartel H-2 para «contrabandear miles de kilogramos de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a Estados Unidos ilegalmente».

Cuestión de diplomacia

El sorprendente arresto de Cienfuegos en el aeropuerto de Los Ángeles fue en su momento considerado una muestra clara de los altos niveles que alcanzó la corrupción en México.

Pero el caso generó un roce diplomático y el presidente López Obrador se quejó de que la DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos, actuó a sus espaldas.

El mandatario, de relaciones cordiales con el saliente presidente Donald Trump, quedó en una posición incómoda porque tiene estrechos vínculos con los militares y les ha otorgado renovadas responsabilidades en la lucha contra el narcotráfico.

Bajo presión de México, Washington accedió a abandonar sus cargos y enviar a Cienfuegos a su tierra natal para ser sometido a juicio.

Además, el gobierno de López Obrador ha amenazado con quitarle la inmunidad diplomática a los agentes de la DEA que operan en su país bajo un acuerdo de cooperación bilateral.

(16/01/2021)

Comparte y opina:

Egipto anuncia ‘grandes descubrimientos’ en el sitio arqueológico de Saqqara

Saqqara, que alberga más de una decena de pirámides, antiguos monasterios y cementerios animales, es una vasta necrópolis que pertenecía a la antigua capital egipcia, Menfis, y forma parte del patrimonio de la humanidad según la Unesco.

Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de enero de 2021 / 22:46

Egipto anunció este sábado el descubrimiento de una nueva oleada de tesoros en la necrópolis de Saqqara, en el sur de El Cairo, incluido un antiguo templo funerario.

El ministerio de Turismo y Antigüedades explicó que los «grandes descubrimientos», realizados por un equipo de arqueólogos dirigido por el reputado egiptólogo Zahi Hawass incluye más de 50 sarcófagos.

Los sarcófagos de madera, que datan de la época del Imperio Nuevo, fueron hallados en 52 pozos funerarios a unas profundidades de 10 a 12 metros, indicó el ministerio en un comunicado.

Según Hawass, citado en el texto, «el templo funerario de la reina Naert, esposa del rey Teti», así como tres depósitos hechos con ladrillos fueron hallados en ese sitio.

Saqqara, que alberga más de una decena de pirámides, antiguos monasterios y cementerios animales, es una vasta necrópolis que pertenecía a la antigua capital egipcia, Menfis, y forma parte del patrimonio de la humanidad según la Unesco.

Egipto anunció en noviembre el descubrimiento de más de 100 sarcófagos intactos, el mayor hallazgo del año.

Los ataúdes de madera, sellados, fueron descubiertos junto a estatuas de antiguas deidades de más de 2.500 años, que pertenecían a las grandes personalidades del denominado Periodo Antiguo y del Periodo Ptolemaico.

Hawass indicó en el comunicado que este nuevo descubrimiento podría facilitar las pesquisas en torno a la historia de Saqqara entre los siglos XVI y XI antes de Cristo.

(16/01/2021)

Comparte y opina:

Últimas Noticias