Economía

jueves 26 nov 2020 | Actualizado a 05:57

En 20 años, Bolivia recibió $us 16.493 millones en remesas

En los últimos tres años, el ingreso de divisas ha superado los $us 1.300 millones.

/ 22 de noviembre de 2020 / 08:47

El ingreso de divisas al país por concepto de remesas familiares alcanzó los $us 16.493 millones en el periodo 2000-2019. España, Estados Unidos y últimamente Chile son las principales naciones desde donde los migrantes bolivianos envían dinero a sus familias.

Haciendo un análisis detallado de los datos publicados en el sitio web del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas con base en la información del Banco Central de Bolivia (BCB), los envíos anuales de dinero por parte de los trabajadores bolivianos pasaron de $us 92 millones en el año 2000 a más de $us 1.300 millones durante las gestiones 2017, 2018 y 2019.

Un dato llamativo es que desde 2007 los flujos de dinero de los connacionales superaron los $us 1.000 millones, excepto en 2010 cuando los envíos bajaron hasta los $us 939 millones debido a la profundización de la crisis financiera mundial, que afectó principalmente a Estados Unidos (EEUU), segundo país emisor de remesas hacia Bolivia.

Pero, ¿qué impacto tienen las remesas en la economía familiar? El ingreso de divisas al país por parte de los trabajadores bolivianos ha contribuido a mejorar el nivel de vida de las familias receptoras. Así, los recursos que llegan del extranjero se gastan en el consumo de bienes y servicios tales como alimentos, vestimenta, educación, transporte, alquileres, salud, construcción, pero también en la adquisición de bienes suntuarios y bienes raíces, entre otros.

Las regiones a donde llega el mayor flujo de remesas son Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, en ese orden. En 2019, el 41,9% de estos dineros fueron a parar a familias que viven en Santa Cruz, seguidas de las que residen en Cochabamba (32,2%) y La Paz (12,5%). El 13,4% de los recursos restantes van dirigidos a hogares  de los otros departamentos del país, de acuerdo con los datos del Banco Central de Bolivia.

La procedencia de las remesas coincide con los países donde más bolivianos en el exterior están concentrados, aunque no precisamente en el mismo orden de afluencia. Si bien España es el país desde donde más se envía dinero a Bolivia, éste no es el país que más inmigrantes bolivianos tiene.

Según información del Censo de Población y Vivienda de 2012, publicado en 2014, el país que más inmigrantes bolivianos acoge en su territorio es Argentina, con 187.254; le siguen España con 116.732; Brasil, 64.675; Chile, 29.081, y Estados Unidos, con 20.610.

Chile es un caso particular. En los últimos años se ha incrementado el número de compatriotas que han migrado a ese país. Uno de los factores para este crecimiento son los elevados salarios que se pagan en la nación vecina.

Según datos a diciembre de 2019 del Departamento de Extranjería de Chile, en la nación trasandina residen 120.103 bolivianos, de los que el 70% trabaja en ciudades del norte chileno.

Las regiones de Tarapacá y Antofagasta son las preferidas por los habitantes del occidente del país para migrar, debido a la cercanía con sus lugares de origen.

Según testimonios de autoridades provinciales de Oruro y de algunos propietarios de empresas de transporte, los compatriotas viajan a esa nación por los altos salarios que se pagan, pese al elevado costo de vida.

El salario mínimo en Chile está por encima de los $us 400. Hay jornales que se pagan entre $us 50 y $us 100. Incluso se llega a pagar hasta $us 200 por día cuando son oficios calificados, como el de mecánico. Pero, en general, la mayoría de los bolivianos se dedica a laborar en la construcción, agricultura, minería y como estibadores en los puertos del norte chileno.

De acuerdo con los datos publicados en el sitio web datosmacro.expansión.com, con base en el informe de 2019 de la Organización Internacional para la Migraciones (OIM), dependiente de Naciones Unidas, Bolivia tiene 878.211 emigrantes, lo que supone un 7,74% de la población. En el ranking de emigrantes tiene un porcentaje de emigrantes medio, ya que está en el puesto 106 de los 195 del ranking de emigrantes.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Pablo Salazar es designado gerente general de la Gestora Pública

Es licenciado en Administración de Empresas, cursó una maestría en la Escuela Europea de Negocios y realizó un Diplomado del Desarrollo del programa de Desarrollo Directivo.

Foto: ABI

/ 25 de noviembre de 2020 / 17:26

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, posesionó este miércoles a Pablo Salazar como nuevo gerente general de la Gestora Pública de la Seguridad Social a Largo Plazo. 

La designación de la nueva autoridad es avalada por la Resolución Suprema 27412, firmada por el presidente del Estado Plurinacional, Luis Arce, y el ministro Montenegro.

El nuevo gerente general nació en La Paz, es licenciado en Administración de Empresas, cursó una maestría en la Escuela Europea de Negocios y realizó un Diplomado del Desarrollo del programa de Desarrollo Directivo. En su experiencia laboral desempeñó funciones ejecutivas en el proyecto para la Implementación de Regímenes Contributivos y Semicontributivos en la Gestora Pública y fue consultor de Gerencia de Aseguramiento, Recaudación y Prestaciones.

Además cuenta con experiencia en gestión de Seguros Sociales de Largo Plazo y 19 años trabajó en cargos estratégicos y ejecutivos.

(25/11/2020)

Comparte y opina:

La ministra Navia dice que al finalizar el año hay una tasa de desempleo mayor al 11%

A inicios de la presente gestión, el Instituto Nacional de Estadística (INE) registró una tasa de desempleo del 5,8%.

La ministra de Trabajo, Verónica Navia. Foto: Ministerio de Trabajo

/ 25 de noviembre de 2020 / 12:19

La ministra de Trabajo, Verónica Navia, informó que el país atraviesa por una de las tasas de desempleo más altas de los últimos 14 años: 11,8 %. Afirmó que si bien la pandemia influyó en las cifras, la “mala administración” del régimen anterior fue determinante.

“Todos los años empezábamos con una tasa de desempleo algo alta, la más alta que tuvimos en el gobierno del expresidente Evo Morales, fue del 6%, esto los primeros meses del año, pero al terminar la gestión se tenía tasas de desempleo incluso por debajo del 4.8 %”, explicó.

La ministra sostuvo que independientemente de que permanezca en el cargo, se está generando, junto con el resto de los ministerios y del gobierno en general, una  política dirigida a recuperar la protección de las familias bolivianas y a reponer la sensación de bienestar de la población.

La pandemia afectó duramente el crecimiento económico del país.

(25/11/2020)

Comparte y opina:

Arce recibió reservas con un desplome del 20,3% en casi 11 meses

La caída está incluso por debajo de la previsión del FMI y es la tercer más fuerte desde 2016.

Imagen de Banco Central de Bolivia (BCB) en el centro paceño Foto: La Razón

/ 24 de noviembre de 2020 / 07:41

Cinco días antes de que Luis Arce Catacora asuma la presidencia del país, las Reservas Internacionales Netas (RIN) se habían desplomado un 20,3%, incluso por debajo de la previsión del Fondo Monetario Internacional (FMI). La caída es la tercera más abrupta desde 2016.

De acuerdo con el último reporte oficial del Banco Central de Bolivia (BCB), publicado en su sitio web (www.bcb.gob.bo), las RIN cayeron de $us 6.468 millones registrados al 31 de diciembre de 2019 a $us 5.152 millones anotados al 13 de noviembre de esta gestión.

Esta caída, del 20,3%, es la tercera más abrupta que se registra en el lapso de cinco años. La primera se produjo en 2016, cuando las reservas internacionales cayeron un 22,8%, de $us 13.056 millones a $us 10.081 millones. La segunda, y la más estrepitosa, se registró el año pasado. En 12 meses, las RIN se desplomaron un 27,7%, de $us 8.946 millones a $us 6.468 millones.

El 15 de enero, el entonces presidente interino del BCB Guillermo Aponte Reyes Ortiz puso en duda —durante un desayuno informativo con los medios de comunicación— que la disminución de las reservas vaya a detenerse en el corto plazo. “Es aventurado aún decir que la caída de las reservas se va a detener”, afirmó.

El nivel de la remesas reportadas hasta el 13 de noviembre está incluso por debajo de la previsión del Fondo Monetario Internacional (FMI). El organismo financiero estima que hasta finales de esta gestión las RIN llegarán a $us 5.206 millones y que el descenso será gradual hasta 2025.

Esta información está incluida en la “Solicitud de Asistencia Financiera en el marco del Instrumento de Financiamiento Rápido” que hizo el Gobierno de transición ante el FMI “para cubrir las necesidades urgentes de balanza de pagos emergente de la variación en curso en sus términos de intercambio, la desaceleración de los flujos de capitales y el aumento repentino de las necesidades de gasto en atención de la salud, precipitados por la pandemia de COVID-19”.

Según el documento, las RIN representan actualmente el 15,3% del Producto Interno Bruto (PIB) y llegan a cubrir siete meses de las importaciones del país. El FMI recomienda como mínimo tres meses para mantener un nivel adecuado.

El informe del organismo internacional también es lapidario porque proyecta que hasta 2025 las RIN llegarán a $us 2.544 millones. De confirmarse la proyección, para 2025 las reservas representarán el 4,3% del PIB y apenas cubrirán dos meses de importaciones, muy por debajo de los indicadores utilizados por el FMI.

El informe del personal técnico del FMI aconsejó asimismo a las autoridades bolivianas “una transición gradual hacia una mayor flexibilidad del tipo de cambio a mediano plazo”, lo que “contribuiría a relajar las restricciones fiscales y aliviaría la presión sobre las reservas internacionales”.

Las RIN, administradas por el BCB, se alimentan de las divisas generadas por la exportación de bienes y servicios, el envío de remesas familiares al país y también por la colocación de bonos soberanos.

Según el último informe del BCB sobre la administración de las reservas, la participación del oro en esta estructura llega al 39,3%, seguido del dólar (38%), euro (10,7%), renminbi chino (8,2%) y Derechos Especiales de Giro (3,7%).

(24/11/2020)

Comparte y opina:

El BCB trabaja en políticas monetarias para reactivar el aparato productivo

El Ministro de Economía dice que el nuevo Directorio del ente emisor tiene la misión de preservar la estabilidad de la moneda nacional

Fachada del Banco Central de Bolivia (BCB) en el centro paceño. Foto: Luis Gandarillas

/ 23 de noviembre de 2020 / 20:30

El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Edwin Rojas Ulo, informó este lunes que el ente emisor diseña un conjunto de política de orden monetario, “en el marco de sus competencias”, para coadyuvar en la reactivación del aparato productivo.

“El Gobierno viene desarrollando una serie de políticas para poder reactivar el aparato productivo. De manera complementaria, el BCB viene diseñando un conjunto de políticas de orden monetario, en el marco de sus competencias, para coadyuvar a este esfuerzo”, señaló Rojas durante el acto de posesión de los miembros del nuevo Directorio del BCB.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, posesionó este lunes a Bismarck Javier Arevilca Vásquez, Samuel Rafael Boyán Tellez y Darwin Ugarte Ontiveros como nuevos directores del BCB.

Señaló que los tres profesionales tienen la experiencia necesaria para aportar a las políticas económicas que garanticen la estabilidad de la moneda

“Tienen la misión de preservar siempre la estabilidad de la moneda y contribuir al desarrollo del país y sé que van hacer los esfuerzos máximos y necesarios para lograr ese objetivo, conjuntamente con el presidente del Banco Central y toda la planta ejecutiva del Banco, trabajadores de esta encomiable institución”.

Rojas afirmó, por su parte, que este es un día importante para el ente emisor, porque se confió esta responsabilidad a un conjunto de destacados profesionales que realizarán su labor en busca de fortalecer las funciones de la entidad.

A nombre de los nuevos directores del BCB, Rafael Boyán Tellez agradeció la confianza depositada en ellos por el presidente del Estado, Luis Arce Catacora, que les permite asumir una gran responsabilidad, con el fin de llevar adelante las políticas monetaria y cambiaria.

“Vamos a aportar con nuestros mejores conocimientos, para contribuir a la estabilidad y también a la reactivación económica, de esa manera enfrentaremos la difícil coyuntura económica”, sostuvo.

En tanto, Arevilca explicó que el trabajo que se realizará como directorio del BCB es el de coadyuvar en la reactivación de la economía, «inyectarle dinero a la economía”. Para ello, afirmó, “vamos a analizar un conjunto de medidas” que se darán a conocer en su debido momento.

(23/11/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La paralización de la planta de urea deja pérdidas de $us 200 MM en un año

Ahora se está trabajando en su reactivación, lo que implicará más costos y tiempo. La situación de YPFB fue calificada de “caótica”

Carga de Urea para exportación. Foto: Archivo-ABI

/ 23 de noviembre de 2020 / 18:08

Una evaluación estableció problemas en el abastecimiento de líquidos, en el procesamiento de Gas Licuado de Petróleo (GLP) y pérdidas de $us 200 millones por la paralización de la planta de Urea. Ante esa situación, el ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, informó que el reto de las autoridades del sector es garantizar la seguridad energética.

Justamente una de las tareas inmediatas es la reactivación de la planta de urea, por lo que se hace una evaluación del monto de dinero que se necesitará y los plazos, explicó tras la posesión de Wilson Donaire como Viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos.

Donaire fue el que dio lo datos y resumió el estado de situación de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB): “Hemos encontrado a un YPFB en una situación caótica, en una situación de diferentes problemas, paralizados todos los proyectos, paralizada la empresa”.

Según los datos, la paralización de la planta de urea provocó un daño de $us 200 millones, ya que se dejó de producir los fertilizantes y se estancó la comercialización. A eso, debe sumarse el costo que representará, según explicó Molina, la reactivación y mantenimiento de la industria.

Durante el gobierno de la expresidenta Jeanine Áñez se paralizó los trabajos de la planta e incluso se hablaba de trasladarla de Cochabamba a Santa Cruz para que esté cercado de los mercados, pese a que se había asegurado el mercado interno y otros en el exterior.

Para Donaire, los problemas también se extienden a otras áreas. “Nos han dejado problemas para el abastecimiento de líquidos, nos han dejado increíbles problemas de GLP y somos grandes productores de GLP, toda esta situación nos conlleva a trabajar desde este momento”, perfiló la reciente posesionada autoridad.

Se trazó tareas inmediatas, como “garantizar suministro de líquidos, que refinación funcione a cabalidad y lógicamente necesitamos la producción de crudo, el incremento de condensados”.

(23/11/2020)

Comparte y opina: