Economía

jueves 22 oct 2020 | Actualizado a 16:49

El Gobierno dice ahora que el FMI no dio un crédito, sino que devolvió una ‘cuota’ al país

El ministro Ortiz aclara que no se pagó ningún tipo de interés, sino un “costo financiero” de traspaso. Señala que el Estado tiene Bs 40.000 millones menos para gastos.

El ministro de Economía, Óscar Ortiz, este miércoles en la Asamblea Legislativa. Foto: Roberto Guzmán

/ 9 de septiembre de 2020 / 13:45

El desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI) de $us 327 millones es la manzana de la discordia entre el Gobierno y el Legislativo. Ante el anuncio de la presidenta de la Asamblea Legislativa, Eva Copa (MAS), de un proceso contra la presidenta interina Jeanine Áñez y el ministro de Economía, Óscar Ortiz, éste aclaró que los recursos del organismo internacional no son un préstamo, sino la devolución de una “cuota de participación”.

Copa amenazó este miércoles a Áñez y Ortiz con un juicio por daño económico al Estado, un día después de denunciar que el desembolso del FMI se realizó pese a no contar con la aprobación del Legislativo, lo cual es una vulneración a la Constitución, y que el Ejecutivo pagó ya un interés de $us 1,6 millones. Refrendó estas acusaciones en una entrevista virtual con Radio Kawsachun Coca, en la cual mostró documentación sobre sus afirmaciones.

El referido “préstamo” provocó un conflicto entre el Gobierno y la Asamblea. Áñez exige los recursos para pagar el Bono contra el Hambre de Bs 1.000 que fue propuesto y avalado por los asambleístas del opositor Movimiento Al Socialismo (MAS), que dobló la oferta ante la propuesta presidencial del Bono Salud de Bs 500. La ley sancionada fue observada por la Presidenta. Pero Copa dijo que el tratamiento del asunto está en manos de los próximos asambleístas, elegidos en los comicios que se llevarán a cabo el domingo 18 de octubre.

Este miércoles, el ministro Ortiz, después de brindar un informe ante una comisión legislativa, aclaró que “lo que hay con el FMI no es un préstamo, sino la devolución temporal de nuestra cuota de participación, y quiero decir que es algo que se ha hecho con otros 72 países. Somos el único que está inviabilizando el uso de estos recursos. Aparte, éstos se encuentran en una cuenta especial, no se usaron por estas limitaciones de la Asamblea”.

Sobre el interés que se pagó, según Copa, la autoridad gubernamental indicó que es un “costo financiero porque se traspasó lo que son derechos especiales de giro, que es una canasta de monedas que administra el FMI, y el BCB con eso subió sus reservas. Mejor, la que causa un perjuicio al país es la Asamblea, al impedir utilizar esos recursos nos hace asumir un costo económico, un costo financiero, sin poder usar esos recursos para la reactivación del país”.

Dijo que este “bloqueo” a los desembolsos de organismos internacionales hacen que la falta de recursos se financie con lo que hay en el país, con un costo mayor al que se puede pagar por créditos internacionales. “Los ingresos son menores que los egresos del Tesoro General de la Nación. Por esta razón es dañina esta actitud de bloquear créditos internacionales y la emisión de bonos”, sostuvo Ortiz, quien volvió a alertar sobre los datos del déficit fiscal.

El déficit fiscal de la nación llegó a Bs 20.000 millones hasta medio año, cuando ese monto estaba presupuestado para todo 2020, advirtió Ortiz el martes. Añadió este miércoles que por decisión de la Asamblea, no se puede acceder a Bs 10.000 millones en préstamos y otros Bs 10.000 millones que debían ingresar a las arcas estatales por la emisión de bonos en el exterior. “Tenemos un gran costo por estas actitudes políticas que no están viabilizando recursos”.

Remarcó que, por ende, este efecto negativo asciende a Bs 20.000 millones que debían ser utilizados por la actual administración, que sumados a la caída en Bs 20.000 millones de los ingresos provocan un agujero de Bs 40.000 millones menos para gastos. “Es la realidad, y dije (a la comisión de asambleístas) que si hay dudas, si quieren mayor información, puedo venir las veces necesarias, pero dejemos de bloquear al país”, sentenció la autoridad.

(09/09/2020)

Comparte y opina:

El Gobierno fija para fin de año una inflación de 1,7% y un decrecimiento de -7,7%

El ministro de Planificación, Gonzalo Quiroga, informó que en medio de la compleja situación económica se espera mejoren las proyección de caída de la economía

/ 21 de octubre de 2020 / 23:16

Para finales de este año se calcula llegar a una inflación de 1,7% y un decrecimiento económico de -7,7%, porcentaje inferior al -11% alcanzado en el primer semestre de este año, informó el ministro de Planificación, Gonzalo Quiroga.

De acuerdo a los datos, la inflación llegará al 1,7% como resultado de la contracción comercial debido a la situación económica. “Los precios no han subido ni van a subir, no porque no tengamos productos sino porque básicamente la gente no tiene flujo de capital para comprar”.

Se espera que el decrecimiento económico mejore hasta fin de año. Los cálculos son que baje del -11% al -7.7%.

El virtual presidente de Bolivia Luis Arce anunció que las primeras medidas al asumir el gobierno están relacionados con el pago del Bono contra el Hambre de Bs 1.000 y la negociación para la moratoria en el pago de capital e intereses de la deuda externa.

Quiroga consideró que no se podrá pagar de forma inmediata el nuevo bono porque los créditos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, con los que se pretende financiar  ese beneficio, tienen otro objetivo.

Comparte y opina:

El ranking de las empresas más grandes de Bolivia 2020 hará una radiografía de 400 firmas

“El año pasado hemos presentado 50.000 datos, 300 empresas más grandes de Bolivia y reitero, este año van a ser 400 empresas y cerca de 60.000 datos”, afirmó Hugo Siles, autor del estudio.

El economista Hugo Siles, en el programa Piedra, Papel y Tinta de La Razón y Extra.

/ 21 de octubre de 2020 / 17:29

El próximo 29 de noviembre será presentado el nuevo ranking de las empresas más grandes de Bolivia, que para este 2020 englobará a las 400 firmas más influyentes de Bolivia. Son 100 firmas más que en la versión de 2019, anunció este miércoles el economista Hugo Siles, autor del estudio que se viene realizando desde hace 25 años.

Siles expuso las bondades de su estudio en el programa Piedra, Papel y Tinta, de La Razón y Extra, que fue conducido por la directora de ambos medios, Claudia Benavente, y la periodista Liliana Aguirre.

“El año pasado hemos presentado 50.000 datos, 300 empresas más grandes de Bolivia y reitero, este año van a ser 400 empresas y cerca de 60.000 datos”, anunció.

Señaló que la importancia del documento radica en que proporciona datos sobre el nivel de ventas y utilidades de la competencia, además de “activo, tu pasivo, tu rentabilidad y tu solvencia como empresa”.

El economista Hugo Siles con la periodista Liliana Aguirre y la directora de La Razón y Extra Claudia Benavente.

“Este es un mapa empresarial, el más completo que hay en Bolivia para hacer negocios. Este documento lo ven inversionistas extranjeros, inversionistas locales, estudiosos de la economía, pero también sirve para hacer política pública porque a partir de este documento tú puedes orientar tus políticas tributarias, inclusive tus políticas de financiamiento, de gasto”, sostuvo.

De acuerdo al ranking publicado en 2019, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se constituye en la empresa más grande del país, seguida de YPFB Refinación y la empresa minera San Cristóbal.

Según detalló Siles, las 300 empresas más grandes de Bolivia facturan el 80% del nivel de ventas en el país; y solo YPFB genera el 20% de la riqueza nacional.

El ranking presenta información financiera sobre ventas, utilidades, patrimonio, activos, rentabilidad, productividad y apalancamiento. La versión 2020 del documento se comercializará con las ediciones del periódico La Razón, como se viene haciendo desde 2018.

(21/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El Gobierno firma acuerdo y restablecen las operaciones aéreas en Bolivia

El paro en los aeropuertos derivó en la cancelación de 80 vuelos que ahora serán reprogramados. El Gobierno destinó bs 36 millones al pago de salarios en AASANA

Trabajadores de AASANA firman el respectivo acuerdo.

Por Carlos Corz

/ 21 de octubre de 2020 / 17:04

Las operaciones en los aeropuertos fueron restablecidas en horas de la tarde de este miércoles, luego de un acuerdo para el pago de salarios y la atención de otras demandas. El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, informó que los vuelos fueron restablecidos.

De esta manera fue suspendido el “paro que se realizaba desde esta amaña sin previo aviso, sin previo anuncio, que estaba lindando en sanciones a AASANA porque este tipo de paros pone en riesgo a toda la aeronavegación”, explicó.

La administración de Jeanine Áñez aprobó un desembolso en tres cuotas de Bs 36 millones para el pago de salarios del personal aeroportuario. El sector de la aeronavegación fue afectado por la pandemia del COVID-19, ya que las cuarentenas paralizaron sus actividades y evitaron la generación de ingresos económicos.

Se garantizó el pago de salarios, además de la cancelación de horas extra y trámites para la incorporación de este sector a la ley General del Trabajo.

Como parte del acuerdo, Arias descartó represalias legales contra los dirigentes que promovieron la medida de presión.

La medida de presión derivó en la cancelación de 80 vuelos, con un gran perjuicio económico.

(21/10/2020)

Comparte y opina:

No hay vuelos en el país y AASANA advierte que los militares tomarán control de aeropuertos

El director de la entidad llama al diálogo y señala que el paro es injustificado. Además, alerta que el país puede ser sancionado en el ámbito internacional.

Pasajeros perjudicados en el aeropuerto de El Alto, por el paro de trabajadores de AASANA. Foto: APG

/ 21 de octubre de 2020 / 13:33

Los aeropuertos y los vuelos en el país están paralizados por las medidas de presión de los trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA). Por ello, el director ejecutivo de la entidad, Jhonny Vera, los conminó a retomar sus tareas, de lo contrario las Fuerzas Armadas tomarán el control de las terminales aéreas.

Los empleados exigen el pago de dos salarios adeudados por el Gobierno, y otros beneficios, a lo cual el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, respondió esta mañana que la cancelación está en curso y que ya se hizo un depósito. Además, indicó que hay intereses políticos tras esta protesta, y acusó a los dirigentes de “intransigentes” y que “negocien con su partido, que será el próximo gobierno”.

Vera dijo que cualquier medida que se tome será en el marco de la seguridad nacional. “Vamos a hacer un plan de contingencia, vamos a tomar los aeropuertos con las Fuerzas Armadas; las torres de control serán operadas por controladores de la DGAC (Dirección de Aeronáutica Civil)», advirtió, según un reporte de la agencia ABI.

Asimismo, demandó a la dirigencia abrirse al diálogo. Eso sí, denunció que “se aprovechan porque estamos de salida”, por lo cual sumaron a su pliego el pedido de ser incluidos en la Ley General del Trabajo. “El paro es injustificado, hay entre 60 y 70 vuelos perjudicados cuando estamos intentando levantar al sector de la aviación”. Incluso, alertó que Bolivia puede ser pasible de sanciones internacionales por esta medida y por la inseguridad en sus aeropuertos.

(21/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Arias afirma que el paro de AASANA es ‘intransigente’ y ve intereses políticos

La determinación de suspender los vuelos comerciales, por parte de los trabajadores de AASANA, responde a la falta de pago de salarios. El ministro les pide “negociar” con “su partido”, que será “el próximo Gobierno”.

Los vuelos en el aeropuerto de Cochabamba están suspendidos. Foto: APG

/ 21 de octubre de 2020 / 09:40

Sobre el paro nacional que acatan los trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) a partir de este miércoles, el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, afirmó que es una medida “irresponsable e intransigente”, y que deben ir a negociar “con su partido, que va a ser el próximo Gobierno”.

La determinación de suspender los vuelos comerciales, por parte de los empleados de AASANA, responde a la falta de pago de salarios y otros beneficios que se niega a reconocer el Ejecutivo, afectando a los 1.050 trabajadores de esa empresa.

“Es un atentado a la economía. Los señores de AASANA, los dirigentes de AASANA son gente que quiere ser ministro, viceministro, que vayan y negocien con su partido, que va a ser el próximo Gobierno, pero que no pongan en peligro todo el tema aeronáutico”, sostuvo el ministro.

Señaló que se acordó que desde el 19 de octubre se procedería con la cancelación de las deudas y que “los dineros para pagar sus salarios están en las cuentas de AASANA”, pero “los señores ahora salen con otras demandas”.

“Que quieren estar en la Ley General del Trabajo, que quieren que a la DGAC (Dirección General de Aeronáutica Civil) se le quite el 30% de ingresos, que les perjudica a ellos”, acotó Arias.

La autoridad calificó de “intransigente” a la dirigencia de AASANA y resaltó que hicieron el anuncio del paro “sin la debida anticipación”, ocasionando que haya gente parada en los aeropuertos.

El martes, el secretario ejecutivo de la Federación de Nacional de Trabajadores de AASANA, Néstor Villarroel, afirmó que se había determinado entrar en paro porque no aceptan la oferta del Gobierno para la cancelación de parte de los dos meses de salarios adeudados.

(21/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina: