‘Garufa’, inquieto constructor de sueños

El escenógrafo boliviano que radica en Buenos Aires edifica mundos para el Teatro Colón y para el músico Charly García.

Obras. Edgar Ocampo, conocido como Garufa, trabajando en diferentes producciones.

Naira de la Zerda 14/08/2019 09:21 AM

Una lluvia torrencial caía sin parar en Buenos Aires la noche del 23 de octubre de 2009. 34.000 personas ignoraban el viento y el frío mientras coreaban las canciones de Charly García junto a él, en el estadio del equipo de fútbol Vélez Sarsfield. Era un concierto especial porque el compositor argentino volvía a los escenarios después de mucho tiempo y el boliviano, Edgar Ocampo Orozco, no era un fanático más. El escenógrafo y productor había participado en la puesta en escena de ese recital  y la emoción de conocer a uno de sus ídolos de juventud era extasiante. 

“Trabajar en el Teatro Colón es hermoso, pero tener en frente a los músicos cuyos casetes escuchaba de adolescente en Tarija fue la gloria. Un gran momento”. Edgar fue un niño inquieto que desde pequeño se ganó el apodo de Garufa, palabra del lunfardo argentino que hace referencia a la diversión y la fiesta y a quien gusta de ambas. Creció escuchando rock argentino en la tranquila Tarija, “donde no había salas de teatro”. El llegar a Buenos Aires en la década de 1990, la vida cultural de la metrópoli lo sedujo a quedarse. Estudió y trabajó como radiólogo, lo que le permitió tener recursos y tiempo para dedicarse a la fotografía y, luego, estudiar un profesorado en la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano.

“Pasaba por el Teatro Colón de casualidad y vi una fila  en la entrada. Me acerqué a la secretaría y pregunté qué pasaba. Averigüé que habían talleres de formación. Sin pensarlo me inscribí y luego la secretaria se dio cuenta de que no estaba en la fila. Para no borrar mi nombre me pidió que la hiciera y yo no lo pensé dos veces. Una vez dentro el teatro no me iba a sacar ni la policía”.

Con el tiempo fue parte de grandes producciones de teatro, ópera y música. También creó sets de televisión y elementos publicitarios a gran escala. Luego pudo volver a la institución que lo formó como docente de Escenografía, Realización y Producción en el Instituto de Arte del Teatro Colón. En 2017 le llegó la oportunidad de ser uno de los productores de la muestra Ángeles de Charly, en la que Andy Cherniavsky, Nora Lezano y Hilda Lizarazu —quien también fue parte de la banda del compositor— mostraron más de 200 retratos íntimos de García, muchos inéditos.

“Después de ocho años volví a verlo en la exposición. Charly llega haciendo bromas, es muy simpático. Y una vez que se  sienta en el piano, de no poder caminar, corre. Colaborar en la exposición así como estar en la gira nacional fue una experiencia que de alguna manera cerró un ciclo”.

Desde hace cinco años es además uno de los conductores el programa de radio Enredados. Éste nació como una iniciativa de varios amigos que querían difundir la cultura y el arte bolivianos entre la comunidad migrante nacional. “Además de los artistas que residen aquí, nos han visitado grupos como Atajo o Efecto Mandarina, por ejemplo. También entrevistamos a fotógrafos, escultores y todos aquellos compatriotas que están desarrollando sus talentos. Los bailes folklóricos son importantes, pero no son lo único que tenemos”. 

Comentarios Ver

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen