Varios niños celebran la Navidad ortodoxa en la catedral de San Clemente de Ohrid en Skopje.

<
>