Haití, 10 años después

13/01/2020 09:35 PM

El 12 de enero de 2010, un fuerte terremoto azotó la capital de Haití, Puerto Príncipe, causando 220.000 fallecidos, más de 300.000 heridos y al menos 1,5 millones de personas sin hogar. Pese al tiempo transcurrido y a la ayuda internacional recibida, las secuelas de este seísmo aún persisten. Por caso, según estimaciones de la ONU, al menos 200.000 haitianos aún viven en carpas, el 45% de la población (más de 10 millones) se enfrenta a la inseguridad alimentaria; el 70% de la fuerza laboral está desempleada o subempleada; la atención médica es escasa y deficiente, al igual que los servicios básicos; la educación sigue siendo un privilegio de pocos; y la inseguridad ciudadana es alarmante (por caso, el año pasado la organización Médicos Sin Fronteras atendió a cerca de 30.000 pacientes, el 10% de éstos por impactos de bala, laceraciones y otras heridas causadas por la violencia).        

Ahora bien, no sobra recordar que esta precariedad deviene no solo por causa del terremoto, sino también por las fallas estructurales que el país caribeño arrastra desde su fundación. Y es que luego de su independencia, en 1804, ninguna nación quiso reconocer ni comercializar con el nuevo país, y para entrar en la comunidad internacional Haití aceptó pagar una millonaria indemnización a Francia, que la desangró hasta finales de 1940. Posteriormente, las riquezas estatales tampoco estuvieron destinadas ni para escuelas, ni hospitales, ni carreteras. En suma, precariedades que se profundizaron con la catástrofe de 2010 y que ahora el pueblo haitiano lucha por contrarrestar. 

Comentarios Ver

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen