Zambullidas mortales

10/10/2017 11:21 PM

En lo que va del año al menos 27 personas han muerto ahogadas en el país, la mayoría de ellas en ríos (21), pero también en lagunas (5) y piscinas públicas (1). El caso más reciente ocurrió el 2 de octubre, luego de que cuatro hermanos (tres mujeres y un varón, entre los 11 y 30 años de edad) se ahogasen en el río Mamoré (Beni).

Bastó que la pelota con la que jugaban a las orillas de ese caudal se internase en el agua para desatar una tragedia. Una de las hermanas trató de recuperar el balón que llegó hasta la mitad del río, pero la corriente del agua resultó más fuerte de lo que ella estimaba. Luego el resto de los hermanos ingresó al agua procurando ayudarse mutuamente. Sin embargo, ninguno de ellos pudo sobrevivir, al no saber nadar los suficientemente bien como para superar el fuerte caudal del Mamoré.

Y al igual que estos cuatro hermanos otras 17 personas se ahogaron en distintos ríos del país este año. La menor tenía siete años y murió luego de caer en el Río Chico, ubicado en una comunidad de Sucre; y el mayor, 80 años, quien falleció en el río San Juan. Asimismo, adolescentes, jóvenes y adultos de distintas edades perdieron la vida en otros ríos, arroyos, lagunas y piscinas en circunstancias similares.

Esta elevada cifra pone en evidencia la falta de condiciones para aprender a nadar y de escuelas de natación en el país, así como también la necesidad de promover campañas de prevención respecto a los riesgos de zambullirse en peligrosas corrientes de agua como si se tratasen de piscinas comunes y silvestres. 

Comentarios Ver

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen