Controles fuera de control

13/11/2017 06:10 AM

Los controles antidopaje que se hacen en el fútbol boliviano no son enviados a ningún laboratorio. Se toman las muestras y los clubes pagan por el servicio, pero la orina no es sometida a ningún análisis. Es una denuncia pública que hizo el médico cruceño Víctor Hugo Pérez, a quien pocas cosas se le escapan en el mundillo futbolístico nacional.

Marcas de La Razón hizo indagaciones y constató que el Laboratorio de Control de Dopaje de Bogotá, vinculado a la repartición estatal Coldeportes de Colombia, fue suspendido en febrero pasado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Ahí eran enviadas las muestras nacionales.

Paola Cárdenas, directora técnica del laboratorio de Coldeportes, confirmó que esos controles fueron suspendidos “por razones técnicas”, sobre las que se negó a dar detalles.

Este medio también confirmó que, de manera coincidente, el presidente liguero y titular interino de la FBF, Carlos Ribera, viajó el miércoles a La Habana, Cuba, a intentar llegar a un acuerdo con un laboratorio de ese país reconocido por la AMA.

Roberto Paz, secretario general liguero, sostuvo que el asunto “depende de la comisión de dopaje de la FBF”. Wilson Martínez, quien acababa de renunciar a la vicepresidencia, aseguró no saber nada.

A partir de que el asunto se hizo público hubo un llamativo silencio en la Liga, ningún pronunciamiento oficial. Los pocos dirigentes de clubes que se refirieron al tema coincidieron en su desconcierto.

En el curso de las siguientes 24 horas, Paz —que cuando habló con Marcas no sabía “nada más”— declaró al diario cruceño El Deber que las pruebas se realizan en el laboratorio de Cubadeportes, en La Habana. Admitió que a comienzo de año “se rompió” la relación con Coldeportes y que luego se firmó un convenio con un laboratorio de Estados Unidos antes de hacerlo con el de Cuba.

Al mismo diario, Ribera le dijo que “en ningún momento se dejó de enviar las muestras de control andidopaje”. Bueno sería que lo demuestre de la manera más transparente posible.

Semejantes saltos de un laboratorio a otro tenían que haber sido tratados en el seno de la Liga y hechos públicos por la importancia que tiene el control antidopaje a nivel mundial.

Ayer, Guido Loayza, presidente de Bolívar, fue escueto: “Es una de las irregularidades más”, enfatizó. Entonces, amerita investigarla.

Comentarios Ver

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen