Gobierno dice que la Iglesia Católica invitó a Morales con 'lindas palabras' y luego lanzó 'duros y falsos conceptos'

En la Asamblea de Obispos, el presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), Ricardo Centellas, advirtió que en Bolivia hay signos preocupantes de un “totalitarismo visible o encubierto, y fácilmente se vuelve una dictadura y termina traicionando al pueblo”.

El ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, da lectura de una carta a la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB). Foto: ABI

Ángel Guarachi 08/11/2018 02:45 PM
La Paz•

El Gobierno y la Iglesia Católica reactivaron sus ya marcadas diferencias. Esta vez el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, recordó a los obispos que su misión no es fomentar la división y observó que invitaron con "lindas palabras" al presidente Evo Morales a participar de su asamblea pero poco después lanzaron "duros y falsos conceptos" en referencia al Gobierno.

La posición surgió luego que en el discurso inaugural de la CV Asamblea de Obispos de Cochabamba, el presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), Ricardo Centellas, advirtiera que en el país hay signos preocupantes de un “totalitarismo visible o encubierto, y fácilmente se vuelve una dictadura y termina traicionando al pueblo”.

Rada convocó a una conferencia de prensa, justamente para leer una misiva de respuesta a la invitación de los obispos, quienes se reúnen para evaluar y fijar una posición sobre una serie de aspectos de la coyuntura nacional, entre ellos el político.

“No podemos ser espectadores en el constante debilitamiento, y ojalá no, la ruina total de la democracia. Hay muchos signos de arbitrariedad y abuso el poder. Tenemos que exigir que en Bolivia se respete la Constitución”, advirtió Centellas en la inauguración de la cita.

Esa situación llamó la atención del Gobierno, más cuando se había invitado con "lindas palabras" a Morales a participar del evento. “La labor de la Iglesia Católica es unir a la familia boliviana por encima de las diferencias momentáneas, no es parte de la misión pastoral de la Iglesia Católica fomentar las divisiones y menos las confrontaciones entre bolivianos”, observó.

Rada informó que Morales optó por no aceptar la invitación debido a que las actitudes de los jerarcas de la Iglesia Católica “no guardan coherencia con el mensaje del papa Francisco y del cardenal boliviano Toribio Ticona Porco”.

El 4 de noviembre, el arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, pidió durante una homilía respetar los resultados del referéndum de febrero de 2016, cuando ganó el No a la repostulación, y convocó a mantener la paz durante el paro nacional, convocado por comités cívicos para el 6 de diciembre.

Para el Gobierno en Bolivia no solo hay una democracia plena y absolutamente vigente sino que es ejemplo en el contexto internacional, pero además afirmó que existe una Constitución Política “sumamente avanzada” en cuanto a la vigencia de todo un catálogo de derechos individuales y colectivos.

Horas antes, el presidente de la Cámara de Senadores, Milton Baron, también criticó a la Iglesia Católica y señaló que ellos están “para ver temas de fe y de la religión”, mientras que los políticos están para hacer política.

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), en noviembre de 2017, aprobó la Sentencia Constitucional 0084/2017 que habilita a Morales y a todas las autoridades electas a repostularse nuevamente, apoyada en el derecho a elegir y ser elegido del Pacto de San José de Costa Rica. La oposición y colectivos ciudadanos exigen se repete el resultado del referéndum y que Morales renuncia a una nueva repostulación. (8/11/2018)

Comentarios Ver

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen