Piden renta vitalicia para familiares de los fallecidos en Senkata

Se prevé que esta semana el Ejecutivo presente una propuesta a los familiares de los fallecidos. “Exactamente el mismo tratamiento, exactamente igual” va a ser la propuesta para los otros afectados por las revueltas que acaecieron en noviembre.

Despedida. El entierro de una de las víctimas de Senkata.

Erick Ortega 02/12/2019 05:58 AM
La Paz•

Una renta vitalicia para los familiares de las 10 víctimas fatales del desbloqueo de Senkata, el 19 de noviembre, negocia la dirigencia del Distrito 8 de El Alto. Jerjes Justiniano, ministro de la Presidencia, dice que el Ejecutivo analiza ésta y una segunda opción.

A mediados de noviembre, vecinos de Senkata bloquearon el paso a la planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para evitar el abastecimiento de gasolina, diésel oil y Gas Licuado de Petróleo (GLP) a la ciudad de La Paz; el martes 19 un operativo combinado entre policías y militares permitió trasladar cisternas y camiones con GLP. Durante y después de la acción 10 personas fallecieron.

El viernes 22 hubo una reunión entre el Gobierno, la Federación de Juntas Vecinales de El Alto y el Distrito 8 para “pacificar el país”.

El punto 13, el último del pacto alcanzado ese día, menciona: “(El Gobierno) Finalmente, coadyuvará ante el Ministerio de Justicia la viabilidad para generar las indemnizaciones para las personas fallecidas producto de los conflictos del mes de noviembre de 2019”.

Desde entonces hasta ayer no había mayores novedades respecto a dicha compensación económica para los afectados; ahora la dirigencia del Distrito 8 habla de la necesidad de una “renta vitalicia” a favor de los familiares.

“Pedimos una renta vitalicia que debería beneficiar a familiares de los hermanos fallecidos; sabemos que la vida no se negocia, pero lo justo sería una renta vitalicia para las viudas, los hijos que han quedado huérfanos”, informó a La Razón Freddy Rojas, representante del Distrito 8.

El dirigente vecinal —elegido dos días antes del desbloqueo en el barrio alteño de Senkata— afirmó que aún no se decidió el monto a negociar para la pensión.

El activista de derechos humanos de El Alto y Achacachi, David Inca, —quien estuvo durante y después de los conflictos en El Alto— indicó que es urgente trabajar en la creación de esta renta de por vida. Es más, se animó a sugerir una base que sirva para las negociaciones. “Se puede trabajar sobre el salario mínimo (Bs 2.122) para crear esta renta vitalicia. Hay jóvenes con hijos o esposas embarazadas; hay también papás y mamás cuyos hijos los mantenían”.

Por su lado, el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, sostuvo a este medio que el Gobierno respetará el convenio de pacificación firmado en radio San Gabriel (donde se reunieron), aunque aclaró: “Lo que pasa es que cuando se habla de indemnización se habla de distintas posibilidades, tanto de un pago único como de una renta vitalicia. Eso es lo que el ministro de Economía y Finanzas Públicas está proyectando y presupuestando”.

Se prevé que esta semana el Ejecutivo presente una propuesta a los familiares de los fallecidos. “Exactamente el mismo tratamiento, exactamente igual” va a ser la propuesta para los otros afectados por las revueltas que acaecieron en noviembre.

En Senkata se registró la mayor cantidad de decesos (10), en Cochabamba (tras el desbloqueo de la ruta Sacaba-Cochabamba) fallecieron nueve personas; mientras que en otras ciudades del país también hubo víctimas fatales. El Gobierno, acotó Justiniano, también “se hará cargo” de los heridos. Se estima que el Ejecutivo convoque a una reunión a la dirigencia alteña con la idea de llegar a un acuerdo al respecto.

Lanzan campaña solidaria

Freddy Rojas, representante vecinal del Distrito 8 de El Alto, informó que empieza una campaña para recolectar ayuda para los familiares de los fallecidos y heridos del operativo desarrollado en Senkata.

“Ya no saldremos en marchas de protesta, pero lanzaremos una campaña para ayudar a los hermanos de los caídos. Necesitamos bastante ayuda. Hay deudas de más de 140.000 bolivianos”, afirmó el dirigente. Añadió que al mismo tiempo de la campaña se solicitará que el Gobierno cumpla su palabra de ayudar a la parentela de las víctimas.

Los donativos se pueden hacer llegar al brazo social de la Iglesia Católica de El Alto, Caritas. Los voluntarios también pueden llamar al número telefónico 61282692 para tener más datos sobre la campaña de solidaridad.

Comentarios Ver

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen