Los malos perdedores

Hay un fácil expediente que utilizan unos cuantos en el fútbol boliviano: echarle la culpa a una supuesta corrupción para tapar los fracasos propios. No hay mejor manera de desconocer los méritos del rival que enlodando su campaña.

10/12/2018 07:38 AM

Hay un fácil expediente que utilizan unos cuantos en el fútbol boliviano: echarle la culpa a una supuesta corrupción para tapar los fracasos propios. No hay mejor manera de desconocer los méritos del rival que enlodando su campaña.

El tema no es nuevo. Por el contrario, ya tiene años. Aun así los abanderados de las denuncias jamás las han podido comprobar. No solo eso, nunca han podido hacer algo por desterrarla si en verdad existe.

Al toro hay que agarrarlo por las astas. Era 2008 y Marcelo Claure, vinculado a Bolívar mediante una novedosa sociedad, ya lanzó las primeras fuertes acusaciones e involucró a todos los dirigentes del fútbol boliviano.

Aquella no sería ni la primera ni la última vez. La cantaleta siguió y con frecuencia. En diciembre de 2014 otra vez. El Twitter de Claure traía los mensajes: “Corrupción total. Vergüenza boliviana. ¿Hasta cuándo?”

Poco o nada hizo esta gente por mejorar el fútbol nacional, ni siquiera fue capaz de ganarse el respaldo mayoritario para llegar a la FBF. Siempre fue minoría. Y también en ese campo sus derrotas fueron asociadas a la “corrupción” del oponente.

Ahora, de nuevo: que Beñat San José se fue porque “no aguantaba la corrupción” y Alfredo Arias se irá “porque dice que este fútbol está estancado por la corrupción”.

Ya son 10 años de esta “era”. En ese lapso, Bolívar ha obtenido siete títulos nacionales. Beñat —dicho sea de paso— fue bicampeón a pesar de que, como afirma Claure, “le robaban los partidos”.

Las denuncias —hay que ser claros— surgen coincidentemente con la época en que a unos les toca perder; cuando ganan, la corrupción desaparece por arte de magia.

Basta de los malos perdedores. El fútbol boliviano está mal hace rato y mientras unos intentan ponerlo de pie, otros no se cansan de ponerle zancadillas. Así no se puede.

Comentarios Ver

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen