Juez envía a la cárcel a sospechosa de la desaparición de la pareja Bellott - Cañisare

Joselín Q. V., otra implicada, fue beneficiada con detención domiciliaria en Oruro, donde fue aprehendida. Deberá presentar dos garantes personales y presentarse cada miércoles ante el Ministerio Público.

El anuncio de la desaparición de Jesús Cañisaire y Carla Bellott

Ángel Guarachi 12/01/2018 01:22 PM
La Paz•

Un juez cautelar decidió enviar a la cárcel de Miraflores a Graciela C. T. y beneficiar con detención domiciliaria a Jhoselín Q. V., ambas vinculadas por la Fiscalía con la desaparición de Carla Bellott y Jesús Cañisare tras asistir a la discoteca Planta Baja, en La Paz.

En audiencia de medidas cautelares, el fiscal Marco Antonio Vargas informó que se encontraron varios indicios que demuestran la participación de Graciela C. T. en la desaparición de la pareja, ocurrida desde el 1 de enero. Ella se encuentra acusada por el delito de trata y tráfico en grado de complicidad.

El elemento que la vincula es es el haber utilizado el celular de Bellott desde el 3 de enero, fecha en la que fue cambiado el chip al móvil, según el cruce de llamadas que se realizó. En las próximas horas se llevará a cabo la audiencia de su hermana Olga C.T.

En la misma audiencia cautelar, Jhoselín Q. V. fue beneficiada con detención domiciliaria que deberá cumplir en la ciudad de Oruro, lugar donde fue aprehendida. Fue imputada por trata y tráfico en grado de complicidad.

“La detención domiciliaria es en Oruro y el juez le autoriza hacer las actividades vinculadas con educación; no hay custodio, solo dos garantes”, informó su abogado Andrés Zúñiga.

Las investigaciones preliminares de la Dirección de Análisis Criminal (DACI) establecieron que a su nombre se encuentra registrado un equipo celular que el 2 de enero fue activado con el chip de Cañisare.

Jhoselín Q. V. fue arraigada, deberá presentar dos garantes personales y presentarse cada miércoles ante el Ministerio Público. Su familia reivindicó su inocencia y asegura que el celular en el que encontraron el chip de uno de los desaparecidos lo perdió el año pasado.

La discoteca Planta Baja, que funcionaba en el centro de La Paz sin autorización, fue clausurada en al menos siete oportunidades. Aún no se tienen datos sobre el paradero de la pareja. (12/01/2018)

Comentarios Ver

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen